• Regístrate
Estás leyendo: AMLO y la IP, unidos por los jóvenes
Comparte esta noticia
Martes , 13.11.2018 / 21:46 Hoy

Panóptico

AMLO y la IP, unidos por los jóvenes

Javier Sepúlveda

Publicidad
Publicidad

En las clases medias y populares, todos conocemos a alguien con hijos recién egresados de carreras técnicas y profesionales en busca de un empleo, “de preferencia donde paguen bien y que reconozcan los estudios”.

Y si bien el desempleo abierto en México no presenta cifras alarmantes durante el actual sexenio federal (3.4 por ciento durante el primer semestre de 2018), el tabulador de salarios mensuales de profesionistas es en promedio de 11 mil pesos, siempre y cuando tengan experiencia, lo que decepciona a los recién egresados.

Felipe Calderón, quien se publicitaba como “Presidente del Empleo” durante la campaña de 2006, ya en el poder, ofreció a los jóvenes un sexenio en donde hubo más muertos y desaparecidos, que becas o plazas para los recién egresados.

Doce años después de aquella campaña, los jóvenes que en su momento le creyeron y que tenían entre 18 y 30 años, hoy tienen entre 30 y 42, y siguen insatisfechos con sus progresos laborales, porque no se refleja en sus percepciones.

Muchos ni siquiera ejercen hoy lo que estudiaron y acabaron como taxistas, comerciantes o agentes de ventas, en el mejor de los casos.

Por eso el acuerdo anunciado ayer por el virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, y el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Juan Pablo Castañón, para otorgar a los jóvenes un programa de estudio y trabajo pagado mediante un convenio con las empresas del país, sonó como música entre los millones de familias mexicanas con hijos universitarios y recién egresados.

Este proyecto al que López Obrador ya bautizó como “Jóvenes construyendo el futuro”, sería la segunda parte del modelo de apoyo para adultos mayores que puso en marcha cuando gobernó la Ciudad de México y que luego le pirateó el Gobierno Federal con el nombre de 65 y Más.

Populismo, inversión educativa o como quiera llamársele, este programa que costará 150 mil millones de pesos al año, no podrá ser rechazado por los jóvenes y las familias que confían en la educación como la fórmula para romper los círculos de pobreza.

javier.sepulveda@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.