• Regístrate
Estás leyendo: No por repetir una mentira…
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 01:36 Hoy

Antena

No por repetir una mentira…

Javier Orozco Gómez

Publicidad
Publicidad

No por repetir mucho una mentira se convierte en verdad, reza el dicho, y es lo que hace un grupo de expertos y asociaciones civiles que buscan a toda costa que Telmex (América Móvil) preste servicio de televisión de paga; han advertido que no podrá haber un mercado convergente hasta que se le permita participar en el negocio televisivo y critican que solo haya convergencia en las redes de televisión de paga donde no hay condiciones de competencia.

De entrada, quien da las cifras impone las medidas y toma las decisiones es el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel), que con base en las disposiciones existentes lo realiza.

Entre 2013 y 2015, según el Ifetel, la participación de todas las empresas de televisión de paga pasó de 64.2 a 61.1 por ciento.

De acuerdo con The Competitive Intelligence Unit, el operador preponderante (Telcel-Telmex) alcanza en servicios móviles una participación de "mercado medida en líneas de 68.4 por ciento en el cuarto trimestre de 2015, en tanto que en fijas continúa con una elevada participación de mercado de alrededor de 70 por ciento medida en líneas y 80 por ciento en ingresos".

Mientras esto no cambie, Telmex no podrá acceder a la televisión de paga, al llevar de entrada un potencial de clientes que acabaría con la competencia y seguiría con preponderancia. Está muy claro.

Interferencias

La Unidad de Espectro Radioeléctrico del Ifetel recomienda a las estaciones de radio de frecuencia modulada adaptarse al ecosistema de la multiplataforma para subsistir, es decir, a la competencia del internet, audio vía streaming (Spotify), y el crecimiento de la banda ancha. Esto ya lo saben los radiodifusores: cuando el Ifetel apenas va por la leche, éstos ya vienen con los quesos.

jogomez18@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.