• Regístrate
Estás leyendo: Más allá que un ‘jingle’
Comparte esta noticia
Martes , 21.08.2018 / 09:53 Hoy

Más allá que un ‘jingle’

Publicidad
Publicidad

Han transcurrido tres semanas de precampañas y la granizada de spots se empieza a sentir; hay de todo tipo y hasta absurdos legales —derivados del modelo de comunicación soviético que tenemos— como la leyenda: “Estos mensajes van dirigidos a militantes y simpatizantes de X partido”.

Durante esta primera semana de 2018 ha causado revuelo el spot del partido Movimiento Ciudadano en el que aparece un niño cantando y bailando, éste ha logrado trascender la esfera de la promoción política y ahora se toca en bares, discotecas, incluso se utiliza como tono de celular; ha sido tal el impacto mediático que se anunció la grabación de un nuevo video para promocionar al citado partido, pese a la tesis VII/2017 del Tribunal Electoral, que impide usar menores de edad con fines propagandísticos.

Es un spot de propaganda electoral basado en música, que se da en respeto al derecho de autor y por la temporalidad electoral donde nos ubicamos (precampañas); donde aun sin “candidatos definidos” surgen interrogantes en la audiencia: ¿cuáles son sus propuestas?

Seguramente llegará un nuevo jingle o vendrá un nuevo audio o video electoral que haga uso de la sátira o comedia; incluso llegarán los spots de “lodo” y todo quedará en tonos e imágenes que no forman una sociedad informada para tomar una decisión electoral, o para que se puedan tener parámetros para exigir resultados frente a las propuestas de campaña.

Esto es fruto del agotado modelo de comunicación político-electoral que privilegia spots sin que realmente informen y construyan decisiones; el voto no debe reducirse a la repetición de una tonalidad musical.

En la misma situación están los spots del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Acción Nacional (PAN): usan piezas musicales de rock mexicano como “ADO” o el internacionalmente conocido son de “La bamba”; en ambos se afirma que son la misma banda, cuando en la memoria ciudadana lo que subyace es que se trata de fuerzas políticas totalmente opuestas.

En las campañas políticas los jingles o imágenes de impacto deben ser un recurso, no así la línea argumental o discursiva de las ofertas políticas que se presentan; no estamos contratando cantantes o productores musicales, por tanto, el modelo de comunicación política al que debemos aspirar es a la presentación y discusión de las ideas, propuestas y visiones de país, donde sea esencial que los candidatos expliquen cómo van a lograrlo.

Será interesante ver si algún partido político en esta campaña electoral apuesta por hacer un mejor uso de los tiempos en radio y televisión.

jogomez18@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.