• Regístrate
Estás leyendo: INE, debates y comunicadores
Comparte esta noticia

Antena

INE, debates y comunicadores

Javier Orozco Gómez

Publicidad
Publicidad

Si bien el Instituto Nacional Electoral (INE) tiene el ánimo de renovar el formato de los debates presidenciales y hacerlos más atractivos para la audiencia, al leer su acuerdo aprobado por el Comité de Radio y Televisión, y que se discutirá mañana en el Consejo General del organismo regulador, llaman la atención dos aspectos:

La relevancia que dan a los conductores (periodistas) que guiarán los encuentros —lo que se aplaude—, pero la poca protección que tienen en su labor por los hechos que señalaré.

En el anteproyecto de acuerdo de debates, en su considerando 15 se establece que se “evitará que la participación de quienes guíen los debates inhiba la interacción entre las y los candidatos, por lo que las y los moderadores deberán ser sensibilizados sobre su papel y evitar excesos protagónicos durante su conducción”.

De entrada, ¿quién los va a sensibilizar?, ¿cómo calificar una conducción protagónica?, ¿qué significa “no inhibir la participación de los candidatos”?, ¿esto lo hará público el INE o en corto al conductor?, ¿dónde queda esa experiencia e idoneidad que están buscando en los comunicadores?

Por otra parte, el INE está olvidándose de su tarea de administrador de tiempos oficiales; un administrador resguarda el bien puesto a su disposición y cuidado, pero sobre todo se apega a la legalidad, hecho que no ha cumplido dos veces: al dejar pasar spots con marcas comerciales y la utilización de imágenes y audio de comunicadores.

Lo primero es de elemental conocimiento: los tiempos gratuitos no son para fines lucrativos o para atender asuntos familiares; lo segundo viola derechos de autor.

Importa poco el o los partidos que lo estén haciendo, pero si el INE está así de permisivo, se avecina una contienda electoral perversa que el tribunal debe frenar.

A radio y televisión les preocupa que se utilicen abstractos de lo que comunicadores y periodistas digan en sus respectivos espacios, pues dan una falsa percepción de su opinión, lo que afecta a las audiencias y al libre flujo de información; incluso candidatos y dirigentes de partidos complican que comunicadores acepten moderar los debates que el instituto trata de incentivar.

Por ello, un consejo al Instituto Nacional Electoral: la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión en su informe de 2014 señala que “en el ejercicio de la libertad de expresión no se pueden afectar la honra y reputación de los periodistas”.

jogomez18@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.