• Regístrate
Estás leyendo: Estado de México mágico
Comparte esta noticia
Miércoles , 12.12.2018 / 14:23 Hoy

Ekos

Estado de México mágico

Javier García Bejos

Publicidad
Publicidad

El verano es una época del año que esperamos todos. Los días de descanso nos permiten recorrer lugares, salir, viajar, hacer de la experiencia de conocer una posibilidad de aventurarse en los sabores de la comida tradicional de cada rincón, en la belleza de las artesanías o de las calles que nos invitan a encontrarnos de repente fuera de lo cotidiano; en la sorpresa, en el viaje.

A veces, las vacaciones las asociamos inmediatamente con ir a algún aeropuerto y escapar a una playa, cuando se nos olvida por ejemplo, que en el Estado de México, tenemos magia auténtica que ofrecer.

Quizás, como en ningún otro lugar del país, nuestras carreteras nos comunican de un punto a otro con cada vez más facilidad e interconexión. Además, el programa de seguridad implementado esta temporada por el Gobernador Eruviel Ávila, nos invita siempre a circular con la tranquilidad de que podemos estar con nuestras familias, disfrutando de cada rincón del estado. Pero lo más importante que tenemos, es la calidez de los mexiquenses con los propios mexiquenses y con todos los visitantes de nuestra tierra, lo que es siempre un motivo de gusto.

Quién en sus días de asueto no ha disfrutado de nuestro estado, se ha perdido de la maravilla de tenerlo cerca. Tenemos, por ejemplo, la región de los volcanes con sus paisajes y parques que quitan el aliento, cuna de Sor Juana, y dueña de sabores ancestrales; o la grandiosa Teotihuacán, que desde la calzada de los muertos caminando o desde un globo aerostático, o comiendo en la Gruta, nos invita a un viaje al pasado que millones de personas visitan cada año.

Qué decir del sorprendente Malinalco, del clima y amenidades de Ixtapan, del Museo del Virreinato en Tepotzotlán, el vuelo del parapente en Valle de Bravo, la magia de El Oro, o el acueducto del Padre Tembleque; los tacos de obispo en Tenancingo, hasta nuestra Marquesa, que entre quesadillas, tirolesas, caballos y carreras de coches para los niños, nos sigue ofreciendo cada fin de semana una gran escapada.

Las artesanías de Metepec, los museos en Toluca, el renovado centro de Lerma, los campos de golf de clase mundial en Huixquilucan y Atizapán, y hasta las grandes plazas comerciales, son parte de la magia de un estado que sin playa lo tiene todo, que de recorrerlo se antoja conocerlo más, que de probar sus sabores nos hace sentirnos cada vez más enamorados.

La tierra mexiquense es por eso rica en contrastes, y hoy no es casualidad que el renovado impulso al turismo, se traduzca en un récord de visitantes, de inversiones en este sector y de generación de empleos por esta industria limpia que da oportunidad a los jóvenes. Nuestra tierra es el mejor reflejo de lo que tenemos, nuestra gente, sus costumbres y tradiciones, patrimonio de todos para que lo disfrutemos todos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.