• Regístrate
Estás leyendo: El más valioso
Comparte esta noticia
Domingo , 24.06.2018 / 06:26 Hoy

Ekos

El más valioso

Javier García Bejos

Publicidad
Publicidad

El pasado 22 de marzo se celebró el Día Mundial del Agua, conmemoración que se lleva a cabo todos los años desde 1993. Respondiendo a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, la Asamblea General de esta organización estableció el día para destacar la importancia de preservar este recurso, así como promover una cultura de sostenibilidad y justicia en la gestión del mismo.

Ante los embates del cambio climático en diversas partes del mundo, la falta de acceso a recursos hídricos se ha posicionado como una prioridad en la mesa de la Agenda 2030. Hoy, poco más de 660 millones de personas en el planeta viven sin algún suministro de agua potable cerca de su vivienda, mientras que metrópolis como Ciudad del Cabo, Nairobi, Beijing o la propia Ciudad de México enfrentan crisis que ponen en peligro el crecimiento e inclusión de millones.

Debido a la apremiante situación, las políticas públicas que armonicen lo ambiental con el abastecimiento son esenciales; debemos entender la importancia de mantener el ciclo del agua, sin olvidar el derecho a acceder a este recurso. Desde luego, todos podemos aportar a la consecución de este objetivo con acciones pequeñas todos los días, pero también es cierto que las comunidades, regiones y países requieren de guías claras que ordenen los pasos a seguir.

En México, gracias a la cooperación entre los tres niveles de gobierno, gradualmente se han encontrado estrategias para ir abatiendo la carencia por falta de agua. De la misma manera, en el marco de los Objetivos para el Desarrollo Sostenible, organizaciones de la sociedad civil y autoridades están estableciendo planes de acción que permitan a más mexicanos acceder a este recurso; hay que recordar que, en 1990, uno de cada cuatro mexicanos no podía hacerlo, mientras que actualmente la cobertura supera el 93%.

Afortunadamente, el contar con este recurso en el futuro, el más valioso que tenemos, aún está en nuestras manos. Tanto en México como en otros países, debemos tomar cartas en el asunto y reconocer que no tenemos mucho tiempo para revertir el desenlace de esta historia. Muchos ámbitos de nuestra vida dependen de ello, como la evolución de nuestra salud y seguridad alimentaria, sin mencionar el papel que este recurso jugará como fuente de energía indispensable en los siguientes años. Por eso, plantear políticas públicas que nos lleven a buen puerto, bien pensadas y que tengan como base el trabajo en equipo, es prioridad en estos momentos que vive nuestro país.

@jgarciabejos

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.