• Regístrate
Estás leyendo: “Para qué hacen elecciones, si siempre ganan los mismos”
Comparte esta noticia
Viernes , 25.05.2018 / 18:59 Hoy

Entretelones

“Para qué hacen elecciones, si siempre ganan los mismos”

Janet Barragán

Publicidad
Publicidad

Falta muy poco para conocer a todos los candidatos que buscarán atraer la simpatía de la ciudadanía el próximo 5 de junio; el partido en el gobierno ha realizado cambios y enroques para perfilar a quienes harán frente una elección histórica en Hidalgo, en la que de manera simultánea se votará por un gobernador para los próximos 6 años, los integrantes de los ayuntamientos para los siguientes cuatro años y a los integrantes de la siguiente legislatura del Congreso local por dos años. Una contienda que por su naturaleza se proyecta como una de las más participativas, la que superará el nivel de abstencionismo promedio que estima el 54 por ciento en cada elección.

Recientemente la representación del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), ante el organismo electoral de Hidalgo, instó al pleno para emitir un pronunciamiento en el que exponga y reitere su compromiso con la transparencia y el apego a la legalidad en el desarrollo del presente proceso electoral, para con ello brindar certeza a la ciudadanía y mejorar la afluencia de votantes, una situación que no causó mayor impacto, algunos de los partidos señalaron que la renovación del Instituto Estatal Electoral permitió otorgar un voto de confianza a una instancia plenamente autónoma, y consideraron innecesario establecer nuevamente una postura.

A esta elección se añade la participación de las candidaturas independientes, sólo un ciudadano busca dicha postulación para la gubernatura, ninguno se interesó en ser parte de una legislatura a través de esta vía y una veintena ingresó su manifiesto de intención en la búsqueda de ser una opción ciudadana para integrar los ayuntamientos y será hasta el registro formal de candidatos cuando se conozca a quiénes lograron cumplir con todos los requisitos para aparecer en la boleta electoral respectiva sin el respaldo de un partido político.

El organismo electoral prevé que todos estos elementos sean en sí mismos un atractivo para el electorado y si bien la promoción del voto es responsabilidad directa de dicha instancia, son los partidos y sus candidatos los que deben externarse y actuar conforme a derecho en las contiendas electorales.

El "para qué hacen elecciones, si siempre ganan los mismos", es el pensamiento recurrente de la ciudadanía, quienes pesé a la importancia de un proceso de esta magnitud, mantienen su apatía a todo lo que tenga que ver con política y sus políticos.

Habrá institutos políticos a quienes convenga ganar elecciones con su llamado voto "duro" que corresponde al de sus estructuras y bases partidistas, con ese es suficiente ganar elecciones ante poco más del 50 por ciento de los electores que prefieren mantenerse en las estadísticas del abstencionismo; sin embargo la calidad en las campañas electorales son también fundamentales para atraer al electorado sobre todo el de las zonas urbanas, que en los últimos años no vota por un partido sino por sus candidatos; el nivel del proselitismo con nuevas ideas son también responsabilidad de los institutos partidistas, sin ellas el efecto siempre será el mismo.

La ciudadanía conoce de memoria que en cada elección algo le deben regalar y esto no significa exactamente una costumbre sino una cultura que resulta exitosa sobre todo en las comunidades más apartadas, marginadas, con niveles de educación mínimos, que se convierten en los electores idóneos y clientelares para los partidos y candidatos, a quienes lo menos que les interesa es cambiar esas condiciones en las que han prevalecido a pesar de las tantas épocas electorales. Entonces no son los organismos electorales responsables de tanta apatía.

@JanetBaS

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.