• Regístrate
Estás leyendo: Zague, la gente está muy loca
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 23:00 Hoy

Política cero

Zague, la gente está muy loca

Jairo Calixto Albarrán

Publicidad
Publicidad

Le pasó a Marchelo Ebrard y a Tatiana Clouthier, eso de retuitear fake news (a ellos les tocó el viejo meme de la ex estrella porno Mia Khalifa). Le ocurre todo el tiempo a Jelipillo Calderón, que suele caer derrotado por sus aficiones raras y sus delirios de grandeza (ayer mismo, en vez de aplaudir el gesto, decía que le parecía un error que Cordero interpusiera una acusación en la PGR contra Anaya, siendo que el Chicken Little se supone que es su acérrimo enemigo, mientras el sup Diego, con tal de acabar con #Yasabesquién, lo llama de manera muy elegante: “orate”).

A mí me acaba de ocurrir por publicar una petición de ayuda por un probable secuestro que luego resultó fake news no news.

Así que, sin estar como Toño Esquinca, hice un #MarcheloEbrard; ya lo único que le pido a Dios es no hacer nunca un #SubjefeDiego. Si acaso, en señal de que aprendí la lección, solo haré un #ChicharitoHernández y diré que no hubo ninguna escort involucrada en esta triste historia.

En conclusión: las redes sociales son el diablo. Es un terreno tan pantanoso e inseguro que cualquiera puede ver terminada lo que conocían como vida, después de un mal tuit producto de la locura, la equivocación o el pésimo control sobre la inteligencia emocional. Recientemente tuvimos el caso de un culto y heroico columnista, de cuyo nombre no puedo acordarme, que por no cumplir la primera ley de las redes (“Antes de tuitearlo hay que pensarlo muy bien”), se dejó ir cual gorda en el tobogán de lo políticamente incorrecto hasta terminar en quién sabe dónde, en quién sabe qué.

La verdad, yo pensaba que eso de que te robaban el celular y que luego publicaban tus fotos más comprometedoras era una leyenda urbana de las estrellitas de Hollywood, que en realidad lo hacían a propósito para llamar la atención y ganar un poco de publicidad gratuita. Ahora, con el escándalo de Luiz Roberto Alves Zague, haciendo una zaguiña con su tilín, se han generado varias conmociones, sobre todo entre quienes al ver la noticia de inmediato comenzaron a borrar con celeridad cualquier foto o video que pudiera llevarles a vivir una experiencia tipo Héctor Herrera. Claro, otros borraban la Encuesta de la Coparmex, donde AMLOVE va en un muy lejano primer lugar.  

Fueron tantos los comentarios alrededor de esta historia, que cualquiera diría que en México no se ve suficiente porno y que lo de Zague fue orquestado para formar una cortina de humo sobre la cortina de humo de la pelea entre el dotor Mit y Anayín, a los que solo les falta competir en haber quién vive más lejos que el ex delantero americanista.

Luego de llevar sus casos ante la autoridad, uno por el milagro de la reproducción de las naves industriales y las lavanderías sin dos patas, y el otro por encubrimiento en el caso Odebrecht mientras pasaban las triangulaciones de la estafa maestra, es muy probable que tengan que organizar en el tambo su cierre de campaña.

jairo.calixto@milenio.com
www.twitter.com/jairocalixto

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.