• Regístrate
Estás leyendo: ¡Viva Porfirio Díaz!
Comparte esta noticia
Miércoles , 26.09.2018 / 04:34 Hoy

Política cero

¡Viva Porfirio Díaz!

Jairo Calixto Albarrán

Publicidad
Publicidad

Al doctor Mancera hay que agradecerle que no se haya clavado en ondas de pachucos y que aguantó vara con las críticas que le arrojaron al rostro los diversos partidos en sus posicionamientos. Claro, después de checar que se encuentra en el fondo de la tabla de popularidad, pues no podía cruzazulear ni aplicarse el haraquiri, como las Chivas.

Aunque no acudió a ello por recato político y no aplastar a sus críticos, bien pudo aplicar el clásico discurso del geroglífico faraónico como en el que surfea alegremente su procurador en el caso de los crímenes en la Narvarte. Allí lo único que faltaría es ofrecer una conferencia de prensa de tintes mitocondriales, como hizo la PGR en lo que al caso Ayotzinapa se refiere. O sea, había que ser un especialista de la PGR asido a la verdad histórica como a un clavo ardiente para entender el comunicado de la Universidad de Innsbruck, que al parecer no incluyó la traducción para que los mexicanos comencemos a educarnos: Con base en los datos de la población de ADN mitocondrial para la población mexicana proporcionados por MPOC, y la literatura confiable, existe una posibilidad 72 veces mayor de que los datos del ADN mitocondrial sean observados en la situación hipotética de que los restos no identificados de 16-29102014 se originaron de un individuo relacionado por vía materna.

Por un momento pensé que las mitocondrias eran un grupo de choque que habían sido detenidas junto con El Gil, líder de los matones de Guerreros Unidos, en Taxco.

Comoquiera que sea, el señor doctor don jefe de Gobierno, luego de su Informe, deja en claro que tiene un futuro promisorio. Sobre todo cuando decida si va por la Presidencia y si lo haría por el PRD o va a esperar a que lo nomine el PRIcámbrico temprano, como sería lo justo.

Eso y mantener esta lógica de insistir en que la Ciudad de México es más segura que las arenas de Egipto. Por supuesto, el crimen organizado no se asienta en el DF porque le teme a los embotellamientos y las lluvias atípicas; no se diga las marchas, los populistas y los tsurimis en Xochimilco.

Si Mancera hubiera gritado como nuestro embajador en Gran Bretaña aquello de "¡Que viva Porfirio Díaz!", ya lo demás sería reír y cantar.

jairo.calixto@milenio.com
www.twitter.com/jairocalixto

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.