• Regístrate
Estás leyendo: Verano peligroso pero pernicioso
Comparte esta noticia
Viernes , 20.07.2018 / 15:31 Hoy

Política cero

Verano peligroso pero pernicioso

Jairo Calixto Albarrán

Publicidad
Publicidad

Cuando me pregunten qué hiciste el verano pasado, responderé sin dudar que practicar el deporte nuestro de cada día: sobrevivir. Sobrevivir al Julio regalado de los matarifes que andaban más movidos que Javi Duarte haciendo acopio para el año de Hidalgo; fueron tales los niveles de sangre derramada en todo el territorio nacional que de pronto pensé que Jelipillo Calderón había vuelto al poder. Una cosa realmente salvaje que deber ser atribuible, sin duda, a la condición humana, porque el Sistema Nacional de Seguridad funciona al ciento por ciento, como corresponde a una institución que solo puede ser comparada con su eficiencia, humildad y sentido de la morigeración administrativa con el INE, ese IFE con capacidades distintas.

Pero bueno, una cosa es que te resguardes de las balaceras en los oleajes nada tiernos de Caleta-Caletilla donde el góber Astudillo se ve que no es listillo desde chiquillo, y otra que de pronto te empiece a perseguir Videgaray con un nuevo gasolinazo, ese pokémon del que nos había prometido nunca más tendríamos noticia y que de pronto se ha vuelto a instalar en nuestras vidas para financiarle al gobierno las reformas estructurales que, al parecer, han sido muy incomprendidas, sobre todo por los analistas que según acaban de revelar no sin cierto aliento de agoreros del desastre, que el PIB para los próximos tiempos será poco menos que apocalíptico.

O sea, que aumenten las tarifas eléctricas debe ser por los muy naturales reacomodos que se dieron en la CFE después de que su director se fue a acabar de enterrar al PRI, y no porque esta empresa de clase mundial esté en franca y trepidante decadencia por haber sido asesorados, probablemente, por los mismos productores de “¡Celebrad, amigos, pronto reabriremos Chernóbil!”.

Quién sabe por qué no le creerán al licenciado Peña cuando afirma contundente e inobjetable que México vive en jauja prácticamente salinista. Deben ser provocadores.

Como quiera que sea, además de andarse cuidando por los ocho costados de estas cosas, también hay que rogarle a los dioses ocultos que no dejen que nos topemos con #LordAudi, que con su poderoso bólido alemán cuando no embiste bicicletas, se las lleva para adornar la azotea de su casa. Un ser que hace palidecer a los de su estirpe, pues tomando en cuenta su cartilla lo único que le hace falta es haberle enseñado el chúntaro style a Moreira y ser émulo del padrote Maciel. Igual fue el mismo que asesoró a Donald Trump para que soltara las fotos de su esposa Melania en cueros cuando era la reina de las pasarelas, con la esperanza de generar una cortina de humo que tapara todas pendejadas que declaró el fin de semana donde lo único que le faltó fue mal hablar del Niño Dios.

Ya nada más nos falta que llueva clembuterol en el campo.

jairo.calixto@milenio.com

www.twitter.com/jairocalixto

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.