• Regístrate
Estás leyendo: Puros genios nada ingenuos
Comparte esta noticia
Lunes , 15.10.2018 / 23:02 Hoy

Puros genios nada ingenuos

Publicidad
Publicidad

La aparición de Ricardo Anaya tocando una espeluznante melodía con el niño Wawis, que supera con creces el delirio más sincopado de Arjona y Maluma, es una demostración de lo que se debe hacer para acabar con una campaña electoral. No sé quién lo asesore, pero esto comienza a ser un dudoso show de piano-bar de Sanborns. Digo, no está mal que el muchacho demuestre que sus clases del Guitarra fácil tuvieron sentido, pero ya nada más falta que al rato lo veamos tocar la tuba con Navalú, al ritmo de “La vaca Tomasa”.

Maldito Dante Delgado, qué daño le habrá hecho la patria como para que nos haya arrojado, sin piedad ni anestesia, el terror del “nananana nananana”. Él sí que es el verdadero peligro para México, además de por su afán de ser el Superportero de la polaca.

Digo, ¿por qué en sus mensajes tan propositivos en tiempos electorales, los políticos y candidotes no pueden hacerlo de manera sencilla y expedita como el dotor Mit, que algunos canallas quieren que se cambie el nombre por dotor Milf para ganar más adeptos y conquistar el corazón de los indecisos? Ahí lo tenemos en la presentación de su plan maestro para combatir la inseguridad y la corrupción que, en un tris, tras 21 segundos, explicó a profundidad cómo iba a lograr sus objetivos sin despeñarse en los mismos errores ni tropezar con las mismas piedras. CSI, Mentes criminales y S.W.A.T. se van a quedar cuajados de perplejidades. ¡Es un genio! Bueno, ni el desembarco en Normandía ni la toma de Zacatecas fueron planeadas con tanto detalle para asegurar un éxito rotundo.

Lo mejor fue esta idea de combatir la corrupción y arrancarle de sus pezuñas grandes recursos que serán utilizados para dar becas y otras maravillas, sin mencionar al PRI ni a ninguno de sus probos correligionarios que están en el tambo o están bajo sospecha o pueden ser extraditados por el simple hecho de quedarse con los cambios. Un genio.

Y lo más alucinante es que estando rodeado por puro ex funcionario probo, ninguno pestañeó cuando su precandidato anunció que los corruptos tendrían que devolver lo robado. Genios.

Casi tanto como el gran Ildeponcho Guajardo, el mejor autor de superación personal que ha dado México, que es el más optimista del mundo ahora que Donald dijo que las negociaciones del TLC van súper requetebién. Lo único que llama la atención es que a pesar de haberlo mencionado, no se ve nada claro respecto a un posible Plan B en caso de que Trump se ponga más loco con los aranceles de lavadoras y paneles solares y este asunto acabe mal: ni presupuesto ni recursos etiquetados ni paracaídas en caso de emergencia.

Y todo se debe, sin duda, a los sabios consejos de su equipo cercano compuesto por otros genios, pero sobre todo al señor José Murat, que se ha destacado a lo largo de su carrera por su ideas preclaras y premodernas pero nada retorcidas.

jairo.calixto@milenio.com
www.twitter.com/jairocalixto

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.