• Regístrate
Estás leyendo: Pues que sea de traje
Comparte esta noticia
Miércoles , 15.08.2018 / 16:42 Hoy

Política cero

Pues que sea de traje

Jairo Calixto Albarrán

Publicidad
Publicidad

Es muy triste que la clásica cena de días patrios en Palacio Nacional haya sido suspendida por cuestiones superiores de austeridad republicana. No puede ser que el gobierno mexicano, que ha tenido un año peor que los que han tenido el Cruz Azul y las Chivas en los últimos tiempos, no se pueda regalar un convite de 18 millones de pesos para compartir con sus amigos, paleros, cómplices, fanaticada y gorrones consuetudinarios y de ocasión más cercanos, como se hace desde tiempos inmemoriales para celebrar la Independencia y de paso la muerte del mal gobierno.

No se vale, eso no se le hace a un mexicano que puede estar en la chilla, pero que si hay que hacer una pachanga no duda en echar la casa por la ventana como si fuera senador y diputeibol en puente vacacional. Acá otras son las costumbres y no podemos permitir que un compatriota no pueda armar su típica party del grito. No está bien que solo Don Neto vaya a poder ir a su casa a comer pozole en nombre de la geriatría fantástica.

Por eso convoco al pueblo de México a que organice una fiesta de traje para que a la clase política y los invitados de postín no se les vaya a estropear el cigüeñal. Los de la CNTE pueden traer unas tlayuditas de Oaxaca, los populistas como El Peje y El Bronco seguramente querrían llevar unos sacos para que el que les quede, se lo pongan; Carmelita Salinas aportaría los catres para la tornafiesta, Roque Villanueva que no se haga rosca y que caiga con las tostadas chamuscadas de pata y que Arturo Escobar —el subsecretario nini— se caiga con los tacos de lengua; los chescos estarían a cargo de los 15 mil burócratas que serían despedidos; los expertos de la CIDH tendrían que aportar la sal de uvas (ya sabe que le generan malestares estomacales a los adictos a las verdades históricas); trompetillas, espantasuegras y silbatos habría que encargárselos a los anarco-darketos-rockeros-cumbieros, para que los subversivos y los pesimistas se entretengan y no le anden tirando malas vibras a la actual administración y su numerología con manual de autoayuda incluido.

Ya en una de esas, que los panistas traigan a Montana; Catémoc Gutiérrez, unas chicas buena onda y Los Chuchos, a los que les armaban sus eventos a los Abarca de la parca.

Sí, que sea de traje.


jairo.calixto@milenio.com
www.twitter.com/jairocalixto

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.