• Regístrate
Estás leyendo: ¿Por qué se van siempre los mejores?
Comparte esta noticia
Viernes , 17.08.2018 / 03:22 Hoy

¿Por qué se van siempre los mejores?

Publicidad
Publicidad

Afortunadamente el gran maestro Guillermo del Toro ganó su Globo de Oro por ser el admirable contramaestre de los mostros y monstruos, kaijus y gojiras de corazón embalsamado de poesía, porque los mexicanos hemos recibido muy malas noticias que deprimen al público en general. Digo, como si no hubiera sido ya suficientemente gacho que al ex góber perredista, Ángel Heladio Aguirre Rivero, muy venerado en Ayotzinapa y lugares circunvecinos, haya tenido que renunciar a sus autodenominadas “legítimas aspiraciones políticas”, ahora tenemos que sufrir lo indecible porque el distinguido literato Rafael Moreno Valle se autodescalificó para la contienda por la candidatura en el PAN. No puede ser. Y lo peor es que hay que gente que quiere meter cizaña al señalar que todo era una faramalla para que, en realidad, luego de algunas negociaciones en los oscurito, su esposa quedara como candidata del Frente por la gubernatura de Puebla. Ni en sueños.

Algo tan insensato como creer lo que dice el góber Corral de Chihuahua, en el sentido de que la Secretaría de Hacienda, que admirablemente dirige el concuño de don Charly Salinas, no ha depositado algunos millones para el pago de nómina a través de un instrumento previamente firmado y confirmado, por las investigaciones en contra del Chesarito Duarte por desfalcos y empresas fantasma que podrían quemar a algunos funcionarios de la secretaría. No creo; eso también es imposible. Jamás nadie del partido tricolor se habría atrevido a hacer tal cosa, como bien dijo la señora Ruiz Massieu que, a pesar de todas las humillaciones vividas en el sexenio, ahí está defendiendo la causa. Es claro que ningún gobierno tricolor trataría de tomar represalias financieras con tal de defender los intereses dudosos de algún compañero de sector y de partido.

Qué bueno que luego el dotor Mit aseguró que Javidú no los representa, que fue un canalla traidor, un caso atípico pues. Por supuesto, aunque curiosamente fue un poco raro que no se haya referido a los otros cinco góbers priistas que están bajo investigación en el tambo. A lo mejor esos sí son verdaderos representantes de los choznos de don Plutarco.

Como quiera que sea, mala onda que el gabinete del licenciado Peña esté perdiendo un ángel en la figura egregia de Osorio Chong que, harto de tanto desaire, incluyendo el de los buenos resultados en seguridad pública, que ya ven cómo son de veleidosos, mejor se quiere ir a echar relajo al Senado.

Ni modo que se haya ido de Gobernación para asegurar que no me lo vayan a corretear terminando el sexenio. Igual podría hacer lo que don Beltrone, que ya mejor se vaya amparando, no vaya a prosperar lo de Chihuahua y le saquen hasta lo del octavo pasajero.

Se van los mejores pero regresan los buenos, como Fausto Vallejo, el Gollum de Morelia.

jairo.calixto@milenio.com
www.twitter.com/jairocalixto

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.