• Regístrate
Estás leyendo: Pisando fuerte, pisando fuerte
Comparte esta noticia
Miércoles , 21.11.2018 / 13:08 Hoy

Política cero

Pisando fuerte, pisando fuerte

Jairo Calixto Albarrán

Publicidad
Publicidad

Son tan fuertes sus miradas, elegantes y estudiadas, que por eso admiro de Ricardo Anaya con su coraje, determinación y la actitud de “mátalas callando” cuando se enfrenta a sus acérrimos enemigos, misma que parece inspirada en el Indio Fernández o en Julio Alemán interpretando al Tunco Maclovio.

Eso es bonito porque le da a sus inatacables dichos un tono de verosimilitud cinematográfica tipo Güero Castañeda, que compite con el Nuño Artillero para ver quién se siente más la última Coca-Cola en el desierto. Se ve que se entrenó con el mismo empeño con el que toca el ukulele, hace el paso de la muerte, toca la flauta y arma supuestas triangulaciones. 

Ricky Ricón es tan macho (¿a poco no estuvo padre el performance cuando ve fijamente a Mit y le dice que lo va a meter a la cárcel a él, a mi lic Peña y a todos sus descendientes por los siglos de los siglos, amén?), que no dudo que para acabar con los videos que lo colocan como un maestro en el arte del engaño inmobiliario, pronto suba a las redes un video donde supera con creces a Zague en materia de tilín, bajo el título “Lo voy a decir con toda claridad: esto sí es impresionante”.

Tal vez por estar planeando eso se le olvidó mencionar que su contlapache, el dotor Mancera, también adjudicó al mentado Riobóo algunas licitaciones.

Quizá le pasó como al dotor Mit, que en el último debate se mostró como un gran estadista, aunque a veces se deja obnubilar por sus ansias de militancia, como diría Monsiváis. Era tal la necesidad de remontar posiciones, de salir del sótano, que se le pasó la manita. Con tal de amolar al Peje con lo de las “revelaciones” de Javier Jiménez Espriú, #YoMero desempolvó un asuntito de Odebrecht que tristemente él mismo aprobó siendo miembro de la junta directiva de Pemex. De cualquier manera, si querían pegarle al personaje mejor se hubieran referido a su paso por Pumas, que fue del terror. Incluso se llegó a decir que era un americanista infiltrado en el equipo universitario.

Digo, AMLOVE podría deshacerse del problema, si fuera el caso, corriendo a Jiménez Espriú de un puesto que todavía no se le adjudica (podría ser el secre de Comunicaciones y Transportes, en caso de que Morena ganara las elecciones). En cambio, don Pepe, de ser hallado culpable de dejar pasar un asunto que repercute para mal en la finanzas de Pemex, tendría que dejar su ya de por sí amolada campaña y dedicarse a ver los partidos de la Selección que, con toda razón, es lo suyito.

Se confirma, pues, que sus asesores son unos genios que el candidato priista debió correr hace mucho tiempo.

Del debate, lo mejor, además del bronceado de AMLO que ya hubiera querido Luis Miguel, fue El Bronco. Dicen que las solicitudes para ser reclutado por el Facebook Bronco Investigaichon son multitudinarias.

Pisando fuerte.

jairo.calixto@milenio.com
www.twitter.com/jairocalixto

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.