• Regístrate
Estás leyendo: ¡Oblígame, prro!
Comparte esta noticia
Miércoles , 16.01.2019 / 00:38 Hoy

Política cero

¡Oblígame, prro!

Jairo Calixto Albarrán

Publicidad
Publicidad

Lo colgué en mi cuenta de Twitter, un poco congestionado de tanta polarización (es más dañina que una de esas roscas de reyes que están hechas de tacos de cochinada y en vez de niño traen Pepto-Bismol) y melodramas guajiros desatados en las redes sociales como un montón de afiladas piedritas en la vesícula: “Me paseo por el Twitter y me dan ganas de pelarme y vomitar y soltar mamporrazos a diestros y siniestros. Luego me acuerdo que es más entretenido ver cómo se matan entre sí y se me pasa”.

Y así fue. En vez de participar en las discusiones bizantinas y formar parte de las demoliciones que no cesaron ni siquiera cuando la gente debería estar brindando o cenando o jalándole las barbas a Santaclós o emborrachándose o celebrando. O sea, hasta en los grandes conflictos mundiales en las fiestas navideñas o de fin de año hay tregua, pero entre fifís contra chairos nomás no.

Los más divertidos eran aquellos que mientras hacían comentarios más polarizantes y polarizados exigían un alto a la polarización.

Lo interesante es que estas escaramuzas sacaban lo mejor de ciertos grupos que antes nunca se hubieran interesado por ciertos temas o que jamás en la vida habían ejercido su derecho a disentir y que ahora lo hacen con torpeza, sí, con poco sentido del tacto y del buen gusto, también, pero con un ahínco que nunca se hubiera uno imaginado.

Digo, personajes que a todo lo que saliera de Los Pinos le aplaudían, como si estuvieran en un téibol, ahora todo lo cuestionan con la mirada desgobernada y enseñando los colmillos.

Eso de ser bonito. De pronto sentir la necesidad animal de señalarlo todo con índice de fuego y preguntarse por qué diantres no hicimos esto antes, tan chido que se siente. Hasta se han de haber arrepentido de no haber marchado o gritado o mentado madres o utilizado su ingenio en los otros sexenios, caramba.

Muchos me alentaron a entrar en la madriza del momento y solo acerté a decir: “¡Oblígame, prro!”

Pero ya estoy de vuelta. Aprieta los puños.

jairo.calixto@milenio.com
@jairocalixto

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.