• Regístrate
Estás leyendo: Leo, la gente está muy loca
Comparte esta noticia
Miércoles , 15.08.2018 / 10:59 Hoy

Política cero

Leo, la gente está muy loca

Jairo Calixto Albarrán

Publicidad
Publicidad

Ya con la imagen de nuestros compatriotas lanzándose al Ángel de la muy Dicapriana Ciudad de México para celebrar el triunfo, mil veces aplazado, de don Leo en la ceremonia del Oscar (un acto que nos define como un pueblo que merece tener al oso del Negro en El renacido como nuevo tlatoani), me parece que es muy buen momento de hacer un alto en el camino y ponernos preciosistas, como el Chivo Lubezki, fotografiando montañas invernales-infernales y arbolitos llorando nieve derretida.

Digo, no hay que sentirse mal, por ejemplo, con eso de que en los exámenes de la SEP, que no deben estar nada capciosos, 51 por ciento de los maestros participantes fue reprobado. No. Pensemos que si los funcionarios de la SEP hubieran hecho el mismo examen eso sí hubiera sido una masacre. Seamos positivos.

Otro ejemplo: a falta de más y mejor demagogia uno tiene que tomar los atajos de la credulidad para no errarle. Por eso hay que creer en que Javiercito Duarte tiene razón cuando afirma categórico que tiene las manos limpias y que puede ir con la frente en alto (por eso va de frente, no se quita, y si le pegan se desquita); debido a ello no dudo ni un segundo cuando escucho que Osorio Chong desmiente a aquellos que afirman, sin más pruebas que su sospechosismo, que el gobierno mexicano ayudó a Humberto Moreira a salir del tambo en España (por supuesto, tienes que tener el alma muy descompuesta para creer que los del PRIcámbrico temprano pueden despedazarse pero nunca se harán daño); por eso, si don Renato Sales confirma que, en efecto, El Chapo Guzmán duerme como un bebé (igualito que el exgóber sonorense de la Guardería ABC, Eduardo Bours), debe ser cierto, solo que como tiene pesadillas por el Bucana, se despierta a cada rato, como dice su señora; y si la presente administración niega con certeza jurídica que están en plena austeridad republicana y que esos viajes VIP que dicen las malas lenguas que hacen sus funcionarios, hay que creerles que ahora viajan en Clase Turista, que se hospedan en cinco letras de mala nota y que solo comen fast food de la más barata, para ahorrar los recursos de los contribuyentes.

E instalados en esa lógica, lo de Margarita Zavala es irreprochable. Que es mejor que sus contrincantes, de AMLOVE a Videgaray, no hay duda. Incluso es mejor que Messi, Checo Pérez, Angela Merkel y Michelle Obama.

Por esa y muchas cosas más, quiero suponer que esas admirables personas que organizaron la gran fiesta por Leo DiCaprio, que dejó de ser el Cruz Azul de los premios Oscar, seguramente se quedaron también a brindar por los nombramientos de consolación de David Penchyna en el Infonavit y del muy progres Ernesto Nemer en Profeco, quien se toma selfies con los que le bolean los zapatos.

Leo, la gente está muy loca.

jairo.calixto@milenio.com

www.twitter.com/jairocalixto

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.