• Regístrate
Estás leyendo: Las fuerzas vivas quieren ver más "bax"
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 12:20 Hoy

Política cero

Las fuerzas vivas quieren ver más "bax"

Jairo Calixto Albarrán

Publicidad
Publicidad

Si algo aprendimos de la Época de Oro del cine mexicano es que si para algo somos buenos los de acá de esta tierra donde el águila paró y su estampa dibujó en el lienzo tricolor, es para echar habladas. Los duelos copleros entre Pedro el malo, uy qué malo, y Jorge el bueno, uy qué bueno, le han hecho tanto daño a la conciencia nacional que hoy, a mil años de distancia, tenemos al impacientito de Osorio Chong y a la retórica CNTE haciendo fuercitas o vencidas a ver quién es más macho.

La diferencia radica en que mientras en Dos tipos de cuidado el público espectador trata de contener la pelea que está por desatarse entre los dos personajes, aquí lo que hace la afición es alentar a sus respectivos campeones para que se den en la madre.

Uno hubiera pensado que después de lo de Nochixtlán cabría la prudencia y las cosas encontrarían el cauce del sentido común y la morigeración. Pero no, todo indica que lo que prevalece es la lógica del cavernicolita.

O sea que como el pugilismo en México es un desastre y casi ni hay violencia, las fuerzas vivas quieren ver mas bax.

Y dijeras que los que azuzan a sus campeones son un montón de maras salmaruchan de poca monta, enardecidos por las pastas y el alcohol, pero no. Son personas educadas, opinócratas de rancio abolengo que de la misma manera en que las ñoras enardecidas en la lucha libre exigen sangre, piden la aplicación del estado de derecho para acabar con los insurrectos o, por el otro lado, la abrogación inmediata de la reforma educativa.

Todo al ritmo del patria o muerte, venceremos.

No hay medias tintas ni posibilidad negociadora porque ambas partes tienen la superstición que de flaquear un poco podrían condenarse a seis años de eyaculaciones precoces.

Digo, ya cuando las partes en conflicto le comienzan a hacer caso a la parte más recalcitrante y ultrita de sus asesores, es tiempo de que pongan un alto antes de que se conviertan en el marido de Anahí que anda vestido de granaderito o comiencen a encuerarse como si fueran de los 400 Pueblos.

Es increíble que el espectro de Díaz Ordaz siga recorriendo nuestro mundo.

Debe ser la onda hipster adicta a lo retro vintage.

Mejor que diriman diferencias en penales o el que encuentre primero al que le disparó al de la Banda MS en la CdMx, donde Mancera dice que todo está bajo control.

Todo es culpa de Jorge Bueno y Pedro Malo.

jairo.calixto@milenio.com

www.twitter.com/jairocalixto

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.