• Regístrate
Estás leyendo: La 'posveldá', ¡'veldá'!
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 15:12 Hoy

Política cero

La 'posveldá', ¡'veldá'!

Jairo Calixto Albarrán

Publicidad
Publicidad

Digamos que no se trata de ninguna posverdad cuajada de hechos alternativos y que, en efecto, el gobierno mexicano trae una posición firme y ruda frente a las imposiciones de Donaldo Trump, que se cree más bonita que ninguna. Y que tanto Videgaray como Guajardo se quitarán las rodilleras y cumplirán su palabra de abandonar la mesa de negociaciones del TLC si es que los ofrecimientos, requerimientos y jaladas de los gringos trumposos no convienen a los intereses de la patria, dejando con un palmo de narices a los sucesores de Obama y su gabinete. Y que debido a eso, herido en su desmecatado ego, el del chuchuluco decide firmar una serie de mandatos terribles antimexicanos que incluirían deportaciones masivas, el cierre de East LA, los Taco Bell y la cancelación de las celebraciones anuales del Mr. Amigo y del Cinco de Maio. Y en respuesta, el licenciado Peña manda nacionalizar todos los McDonald´s, Starbucks y hoteles gringos de Caleta-Caletilla. La reacción evidentemente sería brutal por parte de la Casa Blanca y los marines empezarían a desembarcar por Mazatlán, pero en vez de atacar como si estuvieran en Irán, luego luego saldrían a buscar a sus dealers.

El caos reinaría en un principio, como era previsible, después de que en Los Pinos se escuchara un grito desaforado: “¡¿Luis, no que el yerno de Trump era tu cuate?!”

Pero más tarde la población, como en los viejos tiempos del terremoto del 85, buscaría organizar su propia guerra de guerrillas para defenderse del masiosare un extraño enemigo, más fuerte en armamentos y tecnología pero no en voluntad ni en habilidades para la sobrevivencia. Si el pueblo mexicano aguantó al PRI, al PAN y a los ecolocos, además de los melodramas rancheros de Moreira, puede aguantar hasta al Perro loco.

Afortunadamente de nuestro lado estarán Fidel Herrera (que con solo tocar a los heridos puede curarlos), El Bronco devenido en Pony (que adiestrará militarizadamente a los millennials para que se enderecen), Javidú y su gemelo Duarte (que donarán algunas de sus múltiples empresas para llevar a las nuevas adelitas ninis a pasear al cuartel).

Pobre de la soldadesca del Tío Sam cuando sea emboscada en la ruta del terror de Cuernavaca-Iguala-Ayotzinapa-basurero de Cocula; hasta siento feo cuando pasen por Veracruz y los lleven con los Porkys.

Pobrecitos.

Sobre todo si acaban en manos de los pozoleros de los cárteles de la droga que, a la salud de Chapo Guzmán, saldrán no a coger gachupines sino gringos jóvenes y viejos.

Como al fin el TLC no es que haya servido para acabar con la pobreza, hasta dan ganas de acabar cual Mambrú, rescatando al soldado Godínez en una narcoguerra con el Padrote Padrés todavía en huelga, y Jelipillo confeccionando uniformes tres tallas más grandes, mientras todos nos preguntamos, a gasolinazo limpio: “¿Y ustedes qué hubieran hecho?”.

La posveldá nos hará libres.

jairo.calixto@milenio.com
www.twitter.com/jairocalixto

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.