• Regístrate
Estás leyendo: Independientes, nos vemos en las urnas
Comparte esta noticia
Martes , 18.09.2018 / 11:48 Hoy

Independientes, nos vemos en las urnas

Publicidad
Publicidad

No sé ustedes, pero respecto a los precandidatos independientes en general, que quieren su rinconcito cerca del cielo de Los Pinos, me siento como la señora que, a su avanzada edad y con muchas dolencias a cuestas, se vio en la penosa necesidad de acudir a una sucursal de Banamex en Chiapas trepada en una camilla, para demostrarles a los cajeros que, en primer lugar, estaba viva y, en segundo, estaba en posición de recibir los recursos de su pensión. Una maravilla: en vez de que la institución bancaria, con sus infinitos recursos, enviará un propio para cerciorarse de que la señora no estaba como la mamá de Norman Bates, la pobre mujer tuvo que ir al banco con todo y sueros para que no la dieran por muerta.

Así te tratan. Te hacen creer que son distintos a los políticos conocidos cuando en realidad se comportan igual o peor que los viejos dinosaurios. Si bien es cierto que la estructura electoral está hecha para que cualquier tufo a independencia sea pasado por la silla eléctrica, lo único que se le ocurrió a estos personajes para cumplir con los requisitos oficiales fue convocar a su alrededor sospechosismos, acusaciones y señalamientos que, conociendo al INE, va a desechar con tal de molestar a estos engendros intolerantes a la frustración.

Al Bronco lo acusan de recuperar sus genes priistas para conseguir las firmas necesarias a través de acarreos, manejo de recursos públicos, mientras exalta a su cuaco y ridiculiza a su mamá y su esposa. A Margarita, trepada en la estructura del calderonismo, se le ve ahí dando tumbos en la recolección de firmas que, a final de cuentas, en su número no parecen checar con su dudoso rating. Y qué podemos decir del Jaguar, Ríos Piter, que por más que nos digan que ya le falta poco para alcanzar la tierra prometida, uno no puede dejar de preguntarse cómo es que alguien con tan poca presencia popular, puede tener un millón de amigos y así más fuerte poder cantar. Lo mismo que Pedro Ferriz, quien después de denunciar a sus competidores sobre el asunto del tráfico de firmas, resultó que era ocasión de lo mismo que culpáis.

Marichuy se cuece aparte al representar a los arrimados entre los marginados que ni hashtag tienen.

La nueva banda TimbirINE podrá amenazar y mostrar una supuesta severidad que ni el jefe Tatanka se cree, pero lo cierto es que con toda probabilidad se hará de la vista gorda frente a los abusos, trampas y triquiñuelas a las que recurrieron los independientes para alcanzar el Santo grial electoral. La cosa es pulverizar el voto así, aunque huela a bótox.

Pensándolo bien, no me siento ya como la señora de Banamex, sino más bien como Marco Antonio Sánchez, madreado y abandonado totalmente por una autoridad indolente que, con Mancera al frente, lo único que busca es lavarse la mano criminalizando a una víctima, sin asumir ninguna responsabilidad.

Nos vemos en las urnas.

jairo.calixto@milenio.com
www.twitter.com/jairocalixto

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.