• Regístrate
Estás leyendo: El Verde no tiene la culpa de lo que pasa aquí
Comparte esta noticia
Domingo , 19.08.2018 / 17:32 Hoy

Política cero

El Verde no tiene la culpa de lo que pasa aquí

Jairo Calixto Albarrán

Publicidad
Publicidad

Son las rentas de la crisis de su civilización. Digo, si regresa el Dipuhooligan tricolor en pos de un fuero nada huero; si Catémoc Gutiérrez, rey de los topo gigios, repartió más candidaturas priistas que masajes con calambre; si el Ejecutivo expide una iniciativa para que los agentes extranjeros puedan portar armas en nuestro país, si no qué chiste (sí, que en vez de pistolas traigan bazookas); si ya se instituyó el suicidio inducido por aplastamiento autoinfligido; si Los Chuchos lograron con alegría y buen humor transformar al PRD en la sucursal fresa de Mordor; si los góbers de la patria nadan de a muertito, pero como si lo hicieran de a perrito; si un valiente, proactivo, empeñoso y vigoroso flamante Sistema Nacional Anticorrupción puede nacer con más dudas que certezas y más colusiones que arrimones; si todo eso y más es posible, es completamente lógico que la gente reciba kilos de tortilla envueltos en papel del PVEM como ejemplo de civilidad política e higiene.

Unos tacos de suaperro con esas obleas de maíz del tuca, tuca, tucanazo ecologista presumiendo logros hasta de don Porfirio y de Benito Juárez, incluso algunos de Lázaro Cárdenas (casi, casi afirman que sin los ninis verdes jamás se hubiera dado la Toma de Zacatecas) deben saber de rechupete.

Pero, la verdad, eso no es culpa del Verde, sino del INE, que lo hizo compadre. Digo, si por lo menos el consejero Baños y don Lorenzo Córdova disimularan tantito su encantamiento con los hulkitos verdes, a los que por alguna rareza glandular ven como si fueran los niños de Morelia o Los niños catedráticos como Monsiváis.

Preocupa que el INE, en su poco tiempo de existencia, viva más crisis que el IFE en sus estertores. Cómo estarán las cosas que ya hasta comienzo a extrañar al IFE en su peor época con el anticlimático Leonardo Valdés, ese prócer.

Pero debe ser pasajero, al ratito el INE se compone o vuelve a cambiar de siglas —lo que pase primero—, pero antes hay que avisarles que se les cayó (¿o los calló?) el sistema. Igual todavía no se dan cuenta.

Yo por eso digo que si el Estado Islámico anda destruyendo reliquias mesopotámicas con el mismo entusiasmo con el que los talibanes dinamitaban budas gigantes, ¿no habría manera, ahí como cosa suya, de que pasaran por acá a lo barrido a taladrar la Estafa de Luz, el Guerrero Chimalli y la estatua de Gamboa Pascoe?

jairo.calixto@milenio.com

www.twitter.com/jairocalixto

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.