• Regístrate
Estás leyendo: Dígale NO a la ONU
Comparte esta noticia
Miércoles , 26.09.2018 / 10:56 Hoy

Política cero

Dígale NO a la ONU

Jairo Calixto Albarrán

Publicidad
Publicidad

La desconfianza y el sospechosismo no son privativas de la ya muy descompuesta sociedad mexicana, sino que ya forman parte del mundo mundial. Maldita globalización. En México basta con que un alto dignatario afirme desde un pedestal una certeza jurídica, una verdad histórica, un parte oficial, para que de inmediato se le someta a toda clase de cuestionamientos. No se vale. Sobre todo porque estos hombres y mujeres de Estado, comprometidos siempre con una patria más fuerte y mejor, siguiendo las máximas de don Gustavo Díaz Ordaz a la hora de ejercer el servicio público con la heroicidad que exige tan alta responsabilidad (“Con algo más que horas de trabajo burocrático, poniéndolo todo: vida, horas, integridad física, peligros, la vida de mi familia, mi honor y el paso de mi nombre a la historia”), están siempre atentos a la estabilidad emocional del pueblo en su conjunto.

Y como si no fuera suficiente con aguantar tamaños niveles de incomprensión en el área local, todavía nuestros políticos y funcionarios tienen que aguantar con estoicismo espartano los cuestionamientos de organizaciones que ni de nuestro país son como la ONU, Human Right Watch o Amnistía Internacional. Instituciones que en vez de perder su tiempo en México, donde la aplicación de la ley ha demostrado ser cuidadosa, sigilosa, lógica, contundente e inobjetable como se puede constatar en Iguala, Cocula, La Ruana, Apatzingán y varios más, gracias sin duda a la incorporación a las reformas estructurales del licenciado y su admirable grupo de colaboradores.

Ahora, a través de sus representantes diplomáticos, el gobierno mexicano va a tener que ir a dar explicaciones a la ONU sobre el caso Ayotzinapa, como si hubiera razones suficientes para no aplaudir el actuar de la PGR.

Y es que obviamente se soslaya que acá la ley es tan humanitaria que al temible Cepillo, culpable de todos los males habidos y por haber, muy probablemente agente del espectro del comunismo que vuelve a recorrer Europa, cuando se le detuvo hasta se le dio su agüita embotellada para que pasara bien fresquito el trago amargo.

Esto es todavía más injusto que los recortes presupuestales (aunque ya los bancos y un montón de especialistas dicen fue una señal de madurez y contención, muy probablemente porque todavía no estamos preparados para administrar la abundancia) porque ¿qué demonios van a entender en la ONU o en Ginebra de la mexicana alegría sin auditoría y del estilo de investigación policiaco-detectivesca con muñozrochazo incluido?

jairo.calixto@milenio.com

www.twitter.com/jairocalixto

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.