• Regístrate
Estás leyendo: 2017-09-06
Comparte esta noticia
Jueves , 20.09.2018 / 11:57 Hoy

Política cero

2017-09-06

Jairo Calixto Albarrán

Publicidad
Publicidad

No se sabe qué era más previsible, si la reacción del gobierno federal sobre la llamada #EstafaMaestra (es decir, que todo el manejo de empresas fantasma y de triangualaciones desde universidades para que dependencias federales pudieran desviar algunos miles de millones de pesos, seguro en beneficio de la patria, está siendo investigado, que muchas gracias a Animal Político y a Mexicanos por recordarles atender un tema que no es realmente prioritario, aplausos por participar, y ya será para la otra) o la decisión final de Donald Trump —badhombre si te dices badhombre, diría José María Napoleón— de jugar a los malabares políticos con el destino de los dreamers al darle toma y daca al DACA y condenar a los dreamers a entrarle al deporte muy nacional de los sueños guajiros.

Aterrorizados ante la perspectiva de llegar a un mundo raro que les dice muy poco, como México, y sin mucha gana de llegar a un país tan provisto de emociones fuertes (no entienden que lo que tanto se habla de matazones, secuestros, inseguridad y atracos son puras habladurías inventadas por Trump para desprestigiarnos y quedar bien con los del Ku Klux Klan), los dreamers ya se ven metidos entre las cuchilladas traperas del PAN (me cuentan que le tienen miedo a que Lozano, trepado en una troka huachicolera; Gil Zuarth, embutido en un disfraz de Calderón-Macartyta, y Cordero, convertido en Brutus en la versión del Carnal Marcelo, los lleven al baile) o perseguidos por la Barrales y los chuchos tratando de reclutarlos para darles lecciones de moralidad o, peor aún, condenados a acabar en las filas del PRI, acarreados en las manifestaciones institucionalizadas de la CNOP.

Digo, ante tanta engañifa es lógico que esos dreamers crean que serán corridos a patadas de la tierra prometida de Disneylandia. O sea, han de suponer que acabarán como los 43 de Ayotzinapa en un arrebato místico de la verdad histórica, sin ponerse a pensar que en el mejor de los casos podrían llegar a convertirse en procuradores carnales con Ferrari manchado y placas de Morelos.

Gracias a las reformas estructurales del licenciado Peña, México es una tierra de oportunidades, y si le echan ganitas pueden disfrutar de grandes maravillas como Javidú, ser grandes y austeros charros sindicales como Robero Deschamps, hacer grandes negocios con Higa sido como Higa sido, Odebrecht y OHL y tener su casita blanca con jardines, alberquita y calefacción central. También pueden especializarse en socavones, venta de terrenos en Quintana Roo, diseño de ranchos para góbers preciosos y maravillas por el estilo.

A lo mejor las cosas no van a ser tan fáciles, amigo dreamer, pero afortunadamente el gobierno federal tiene una reserva para ti de empleos muy bien pagados, con todas las prestaciones de ley, lugar en las universidades públicas, como a los que puede aspirar cualquier badhombre mexicano.

jairo.calixto@milenio.com
www.twitter.com/jairocalixto

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.