• Regístrate
Estás leyendo: Voto nulo, señal de hartazgo que beneficia a partidos
Comparte esta noticia

Desde el biopoder

Voto nulo, señal de hartazgo que beneficia a partidos

Jaime Zambrano

Publicidad
Publicidad

El voto nulo es para los ciudadanos una manera de expresar su rechazo a los partidos, al sistema político y a la falta de candidatos que puedan representarlos en algún puesto de elección popular.

El sufragio anulado queda fuera del conteo, no va para ningún candidato y, de alguna manera, es un llamado que no tiene eco pese a que el ciudadano quisiera que hubiera un cambio de candidatos o de sistema de gobierno.

De acuerdo con datos del PREP, los votos nulos en los pasados comicios del 1 de julio aumentaron y alcanzaron niveles históricos en Puebla. Para la gubernatura, los ciudadanos emitieron 102 mil 964 sufragios nulos; para la elección de diputados 125 mil 448; mientras que para la elección de presidente de la República, se registraron 101 mil 365.

El voto nulo podría contar para realizar un nuevo cómputo de los sufragios recibidos en todo un distrito electoral. Lo anterior ocurriría cuando el número de votos invalidos es mayor a la diferencia de sufragios entre los candidatos ubicados en el primero y segundo lugar en las votaciones. Pese a lo anterior, el voto nulo no beneficia a los ciudadanos.

El voto nulo es una muestra de hartazgo hacia la política, sin embargo, el Código de Instituciones y Procesos Electorales del Estado de Puebla (Coipeep) termina por beneficiar a los partidos.

Dentro de los cálculos para determinar si un partido pierde su registro, las autoridades electorales consideran la votación válida que se obtiene a partir de restar los sufragios anulados a la votación total.

En otras palabras, la votación válida es menor a la votación total, lo cual, abre posibilidades para que un partido que se encuentra en los umbrales de la desaparición, pueda conservar su registro, contar con prerrogativas y hasta tener a un representante en la Cámara de Diputados.

En Puebla, tras las elecciones del pasado 1 de julio, cinco partidos políticos podrían perder su registro por su baja votación, tres cuentan con registro nacional: Movimiento Ciudadano, PES y Partido de la Revolución Democrática; mientras que dos son estatales: Partido Compromiso por Puebla y PSI.

Es lamentable que la salvación para parte de los partidos sean los votos nulos. Hoy se conocerá el futuro de los partidos, una vez que el consejo general del IEE establezca la votación válida de los pasados comicios. Sin duda, es necesario un cambio en la ley electoral para que el hartazgo hacia los partidos sea escuchado desde el voto nulo.

jaime.zambrano@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.