• Regístrate
Estás leyendo: Una esperanza para los“dreamers”
Comparte esta noticia

Desde el biopoder

Una esperanza para los“dreamers”

Jaime Zambrano

Publicidad
Publicidad

El contrapeso en Estados Unidos permite una esperanza para los jóvenes conocidos como “dreamers” o soñadores, entre ellos, 60 mil poblanos, que llegaron en la infancia y que cuentan con permiso especial para estudiar o trabajar.

La Procuraduría de California encabeza una coalición de 17 estados que desarrollaron el informe de “Amicus Curiae” para manifestar su oposición a la decisión del gobierno federal de cancelar el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) que beneficia a jóvenes indocumentados.

En medio de la lucha con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, las administraciones estatales norteamericanas se oponen a que el Departamento de Seguridad Interna (DHS) cancele de forma automática el programa sin el debido proceso.

Los 17 estados que apoyan a los “dreamers” denuncian que el Departamento de Seguridad Interna incurre en prácticas ilegales al rescindir los beneficios y permisos de trabajo a algunos jóvenes adscritos al DACA, sin haber recibido alguna notificación o sin darles la posibilidad de impugnar esa decisión, como exigen las reglas del programa.

Para el estado de California, los “dreamers” deben poder confiar en que estarán protegidos por la ley, sin importar su condición migratoria. De forma adicional, la posición de los 17 estados que apoyan a los soñadores, reconocen que los jóvenes son fundamentales para la economía, las escuelas y los servicios sociales.

En el informe, los estados argumentan que la política del DHS perjudica tanto a los beneficiarios del DACA, como a sus familias y comunidades, ya que los “dreamers” tienen fuertes lazos familiares e incluso empresariales en los lugares donde residen.

Sin duda, la cancelación de los permisos DACA perjudicarán a los menores que solo quieren apoyar a sus familias y que quieren un mejor nivel de vida. El informe de los 17 estados agrega que el DACA y la autorización de trabajo que lo acompaña han permitido a los beneficiarios inscribirse en colegios y universidades, obtener títulos, convertirse en profesionales, médicos y maestros, y hasta servir en el ejército de Estados Unidos.

Sin duda, el ejercicio de pesos y contrapesos en una democracia, no hace a un país perfecto, pero sí permite que se pueda luchar contra posibles abusos contra seres humanos que solo quieren una mejor realidad, no solo en este 2019, sino en su futuro y el de sus familias, tanto mexicanas como estadounidenses.

jaime.zambrano@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.