• Regístrate
Estás leyendo: Túneles “matan” muro
Comparte esta noticia
Lunes , 22.10.2018 / 03:05 Hoy

Desde el biopoder

Túneles “matan” muro

Jaime Zambrano

Publicidad
Publicidad

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está empeñado en ampliar el muro en la línea fronteriza con México, sin importar los costos y sin tomar en cuenta a su país vecino, ni los derechos humanos.

Alejandro Solalinde Guerra, sacerdote defensor de los derechos humanos de los migrantes, explicó que a pesar de que el gobierno norteamericano intente poner más obstáculos, la migración siempre encontrará alternativas.

Para el religioso que estuvo en Puebla el pasado 21 de marzo, el "túnel mata muro", es decir, sin importar el tamaño de la pared que quiera construir el gobierno de Donald Trump, los indocumentados buscarán otras alternativas para cumplir con el llamado sueño americano.

La solución a los problemas de migración no radica en la colocación de barreras sino en atender los problemas de raíz, como reducir las brechas de desigualdad e impulsar mayores empleos en las comunidades de origen.

Para Solalinde, el muro que desarrolla el gobierno norteamericano, no va a servir para nada, calmará la paranoia del pueblo norteamericano, es decir, solo va a tener un efecto psicológico, pero no detendrá la migración.

En el gobierno impera la corrupción y una ambición de poder, lo cual, no permite atender las necesidades de la población; además, existe una preocupación por la imagen que está dando México, considera el sacerdote.

El reto para el próximo gobierno consiste en que se recupere la dignidad del país, se logre una reivindicación y se pueda dialogar con Estados Unidos, país que es mucho más de Donald Trump, los republicanos o los demócratas. "Es todo el pueblo de Estados Unidos donde hay gente maravillosa y que son hermanos de nosotros", consideró Solalinde Guerra.

Una de las tesis de Solalinde consiste en que Trump está logrando en Estados Unidos, lo que nadie había conseguido: que los migrantes se unan. Además, se están conformando comités de ayuda para indocumentados, mismos que son "contramuros", es decir, la organización social está derribando barreras.

Por último, el padre Alejandro Solalinde lamentó la contradicción que se vive en el país: por un lado, existe oposición a lo que viven los connacionales ilegales en los Estados Unidos pero por otro, los mismos mexicanos maltratan y discriminan a los migrantes centroamericanos que transitan por el país. Sin duda, México tiene tareas pendientes por atender.

jaime.zambrano@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.