• Regístrate
Estás leyendo: Traiciones y decepciones políticas
Comparte esta noticia

Desde el biopoder

Traiciones y decepciones políticas

Jaime Zambrano

Publicidad
Publicidad

Si a los integrantes de la selección nacional mexicana que pasaron una noche de fiesta nocturna con 30 escorts VIP, se les pretende acusar de traición a la patria porque sus decisiones podrían afectar su rendimiento en los partidos de la Copa del Mundo 2018, ¿qué debe pasar con los políticos y partidos que engañan a los ciudadanos y se cambian de camiseta sin mayor explicación?

Hoy, la población está más preocupada por lo que sucederá con los seleccionados nacionales en la justa deportiva que tendrá como sede Rusia, que por analizar los perfiles de los candidatos que participan en las llamadas elecciones históricas por todos los cargos que están en juego.

A unos días de que comience el Mundial 2018, las expectativas son bajas para el combinado mexicano del que se espera pase la primera ronda pero no pueda seguir avanzando en su lucha por el título. La decepción es un fantasma presente entre los aficionados porque existen más posibilidades de que el representativo tricolor repita resultados de otras justas: fracasos.

De la misma forma, la ciudadanía está decepcionada de los políticos y, al igual que con la selección, no se espera que haya goles a favor de la ciudanía, ni juegos ganados para reducir las desigualdades.

A 23 días de las elecciones concurrentes del 1 de julio, la ciudadanía también cuenta con poca expectativa de los resultados de las elecciones. Aunque existe un sector que espera un cambio con Andrés Manuel López Obrador; otro piensa en los problemas que se presentarán y en que Morena se convirtió en un refugio de políticos de otros institutos como el PRI.

En Puebla, el presidente nacional del Partido Nueva Alianza (Panal), Luis Castro Obregón, espera que los militantes aliancistas voten por el candidato presidencial que postuló el PRI, Antonio Meade; y, al mismo tiempo, respalden a Martha Erika Alonso, candidata a la gubernatura de Puebla por el PAN; y a los abanderados turquesas a diputaciones locales y presidencias municipales. ¿Cómo le podemos llamar a esta postura?

Las negociaciones entre políticos son tales que no importan los principios sino los resultados electorales. Los ciudadanos pasaron a un segundo término porque lo importante para diferentes políticos es alcanzar el poder por el poder, sin importar el pasado, ni las bases ideológicas.

 jaime.zambrano@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.