• Regístrate
Estás leyendo: Reacomodo de fichas
Comparte esta noticia
Miércoles , 14.11.2018 / 12:30 Hoy

Desde el biopoder

Reacomodo de fichas

Jaime Zambrano

Publicidad
Publicidad

Llegó el momento de las definiciones y los grupos políticos comenzaron el reacomodo de sus fichas de cara a las elecciones del próximo 1 de julio con el objetivo de alcanzar la mayor fuerza posible.

Candidatos de diferentes instituciones políticas declinan a favor de uno u otro partido con el objetivo de conseguir algún beneficio como un cargo público en la próxima gestión en caso de que su nueva apuesta gane los comicios.

El pasado 19 de junio, Ernestina García Chávez, quien era abanderada de Nueva Alianza a la presidencia municipal de Puebla, aprovechó un conversatorio realizado por la Universidad Iberoamericana para declinar a favor del abanderado del PAN, Eduardo Rivera Pérez.

Por la noche del jueves, durante el debate entre candidatos al Senado de la República por Puebla, el candidato del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Juan Carlos Natale López, se bajó de la contienda y anunció que su apoyo será para todos los candidatos de la coalición Juntos Haremos Historia, Morena.

Por cierto, el miércoles, integrantes de Morena, entre ellos, Carolina Ofarril, Juan Carlos Emilio Casas y Rafael Varillas, anunciaron que apoyarán a Martha Erika Alonso, candidata de Por Puebla al Frente.

Las renuncias de los últimos días se traducen en mayor desconfianza de la ciudadanía hacia los políticos, quienes primero aseguran que lucharán por ideales y cuando se acerca la contienda, comienzan a renunciar a cambio de algún beneficio particular.

Detrás de todo este reacomodo de políticos en Puebla se encuentran grupos políticos encabezados por dos ex gobernadores, Rafael Moreno Valle y Mario Marín Torres, quienes se encuentran en una pelea directa por Casa Puebla.

Aunque Mario Marín Torres, conocido como el “gober precioso”, es militante del PRI, en las elecciones de este año, optó por apoyar con su estructura a su propio partido y también a Morena.

Ante la caída del PRI al tercer lugar en las preferencias, comenzaron ajustes del ajedrez político en pos de la victoria. No hay duda que se aproxima una contienda cerrada y las fuerzas de los ex gobernadores, realizarán todo lo necesario para ganar.

Al final, si se presentan márgenes estrechos entre el primer y segundo lugares, cada candidato se autoproclamará vencedor. Sin duda, falta una cultura de aceptación de la derrota para optar por el bien común.

 jaime.zambrano@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.