• Regístrate
Estás leyendo: Las rutas de los migrantes
Comparte esta noticia
Domingo , 16.12.2018 / 23:41 Hoy

Desde el biopoder

Las rutas de los migrantes

Jaime Zambrano

Publicidad
Publicidad

Buscando ser casi "invisibles", sin nombre y sin pasado o futuro, los migrantes viajan portando únicamente una mochila pequeña, en la cual incluyen, si acaso, un cambio de ropa y algo de comida.

Los migrantes siguen dos rutas principales, de acuerdo con Amnistía Internacional. La primera es la del Océano Pacífico; y la segunda es la llamada ruta Golfo de México. En la ruta del Océano Pacífico está contemplado el paso por Puebla y Tlaxcala. La mayoría de los indocumentados parten de Tapachula, Chiapas; siguen por Arriaga e Ixtepec en Oaxaca; luego pasan por Puebla. Desde el estado poblano, algunos se dirigen hacia el Golfo de México pero otros van para Lecherías o la Ciudad de México.

En el caso de la Ruta del Golfo, la mayoría sale de Tenosique en Tabasco y sigue hasta Veracruz; algunos llegan a Puebla pero otros siguen su camino que van rodeando el Golfo de México.

Dentro de las dos principales rutas, se identifica una subdivisión en cuatro caminos más que siguen los indocumentados en su paso hacia los Estados Unidos: las que desembocan en Tijuana y Nogales, las que llegan a Ciudad Juárez, la de Nuevo Laredo y la Ruta del Golfo que cierra en Matamoros.

Amnistía Internacional México resalta que las rutas migratorias se dividen en cuatro a partir de la mitad del territorio nacional. Las rutas están ligadas directamente con las líneas del ferrocarril.

Los indocumentados centroamericanos que atraviesan México, en su ruta hacia Estados Unidos, arriesgan su vida y su libertad. Saben que su itinerario está plagado de peligro: secuestros, extorsiones, asaltos, sobre todo para quienes recorren la llamada ruta del Golfo. Pese a ello, siguen saliendo de sus países, principalmente, de Honduras y El Salvador, con la meta de alcanzar el sueño de una vida mejor.

Las rutas migratorias dependen de la realización de operativos del Instituto Nacional de Migración (INM), lo que ocurre más seguido en los estados de Chiapas, Oaxaca, Tabasco y Veracruz; de la creación de nuevas redes de delincuencia organizada; la construcción de nuevas vías de comunicación; y los desastres naturales.

En los últimos años, las rutas migratorias se transforman y siguen caminos que antes no eran contemplados, todo con un objetivo: ser invisibles ante el crimen organizado y las autoridades mexicanas.

jaime.zambrano@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.