• Regístrate
Estás leyendo: La cuenta regresiva para los “dreamers”
Comparte esta noticia
Lunes , 20.08.2018 / 07:00 Hoy

Desde el biopoder

La cuenta regresiva para los “dreamers”

Jaime Zambrano

Publicidad
Publicidad

El tiempo se agota y a menos de un mes para que concluya el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), esquema especial que permitía estudiar y trabajar a los menores de edad que llegaron a Estados Unidos sin la documentación correspondiente, existe una mayor incertidumbre.

DACA fue una decisión migratoria de la presidencia de Estados Unidos con el fin de beneficiar a ciertos migrantes que llegaron como niños y que cuentan con cierto nivel educativo, para que pudieran continuar sus estudios sin ser deportados.

Más de 690 mil jóvenes indocumentados, la mayoría mexicanos, cuentan con el programa DACA, entre ellos, más de 35 mil poblanos; sin embargo, el presidente actual, Donald Trump decidió no renovar los permisos y a la mayoría se les terminará el próximo 5 de marzo.

La solución al problema será política porque el presidente estadunidense, Donald Trump, quiere llegar a un trato con los senadores y representantes demócratas para ampliar el programa a cambio de recursos para la construcción del muro fronterizo con México.

El Senado de Estados Unidos programó un debate legislativo sobre el futuro de DACA; donde republicanos y demócratas podrán presentar todo tipo de enmiendas. El problema es que se acelera la cuenta regresiva para el fin del programa DACA.

Los senadores del partido republicano, mismo en el que milita Trump, apoyan una legislación que recoja los principales pilares del plan presidencial, incluida la ciudadanía para 1.8 millones de jóvenes indocumentados denominados "dreamers" o soñadores. El detalle es que a cambio, se aprobaría dinero para construir un muro en la frontera con México, así como cambios a la migración legal y poner fin al esquema conocido como la lotería de visas.

La petición de Trump es contar con 25 mil millones de dólares para seguridad fronteriza, incluido dinero para el muro; limita la migración legal a cónyuges e hijos solteros menores de 18 años, y prevé permisos de entrada de cinco años renovables sin permiso laboral para 150 mil padres de ciudadanos estadunidenses.

La moneda está en el aire y más allá de preocuparse por los dreamers, en el Senado y en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, la vida de las personas es tomada como un objeto de cambio.

jaime.zambrano@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.