• Regístrate
Estás leyendo: El fantasma del abstencionismo
Comparte esta noticia
Sábado , 21.07.2018 / 10:01 Hoy

Desde el biopoder

El fantasma del abstencionismo

Jaime Zambrano

Publicidad
Publicidad

El abstencionismo será uno de los rivales a vencer en las próximas elecciones. Las campañas negras y la falta de propuestas por parte de los candidatos a la Presidencia de la República y al gobierno del estado, desencadenarán que el problema se acentué.

La elección histórica por la combinación de las elecciones federales con las locales en un mismo ejercicio, puede ser un aliciente para los electores, pero al mismo tiempo, existe el riesgo de que disminuya la participación por las largas filas que se presentarán al inicio de la jornada electoral.

Si en las elecciones pasadas, las de 2016 para nombrar a gobernador, se presentaron problemas en el inicio de la operación de las casillas, para los comicios del próximo 1 de julio de este año, se esperan mayores complicaciones porque cada elector contará con seis boletas.

El fantasma del abstencionismo está presente tanto en Puebla como en el país. La posibilidad de nombrar a presidente de la república, integrantes del Senado, diputados federales, gobernador, diputados locales y presidente municipal puede ser un atractivo pero, al mismo tiempo, un panorama complicado que aleje a los ciudadanos.

En las elecciones de 2016 para nombrar al gobernador del estado de Puebla por el periodo de un año y ocho meses, el abstencionismo se hizo presente porque se registró la ausencia de 55.14 por ciento de los electores en las urnas.

Los datos del IEE revelan que un total de un millón 925 mil personas acudieron a las urnas en la jornada electoral pasada, en otras palabras, se registró una participación de 44.86 por ciento del listado nominal en la entidad, que asciende a 4 millones 291 mil 093 de ciudadanos.

La participación de los poblanos fue más baja en comparación con los comicios de 2010 cuando se nombró al actual gobernador, Rafael Moreno Valle. En 2010, se registró una participación de 2 millones 203 mil 868 sufragios, es decir, acudió a votar 57.1 por ciento del electorado.

De acuerdo con datos históricos del IEE de Puebla, en las elecciones de 2013 en las que se nombraron a los diputados del Congreso local y a los 217 ediles, la presencia de electores fue similar, 57 por ciento.

En 2004, elecciones en que Mario Marín Torres resultó electo, la participación fue de 55.2 por ciento; y en los comicios de 1998 ganados por Melquíades Morales Flores, se registró una asistencia de 54 por ciento.

La participación será un factor determinante en las elecciones y la historia indica que el abstencionismo podría volver a marcar los próximos comicios.

jaime.zambrano@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.