• Regístrate
Estás leyendo: Desempleo, común denominador en Uber, Cabify, mototaxis, taxis y rutas
Comparte esta noticia
Miércoles , 17.10.2018 / 14:34 Hoy

Desde el biopoder

Desempleo, común denominador en Uber, Cabify, mototaxis, taxis y rutas

Jaime Zambrano

Publicidad
Publicidad

El desempleo y la necesidad de mejores ingresos es el común denominador en la operación de rutas de transporte público, taxis, mototaxis y empresas de Redes de Transporte (ERT) como Uber y Cabify.

Aunque con la llegada de nuevos sistemas de traslado de personas se pretende mejorar la movilidad, en el fondo, se atiende otro problema, la desocupación de cientos de poblanos de todas las edades.

En los tiempos del gobernador, Manuel Bartlett Díaz, se ofreció a los campesinos concesiones de unidades de transporte público para la región de Nealtican con el objetivo de recibir la aprobación de la comunidad para la construcción de pozos de agua. La población aceptó y al final llegaron las primeras combis de color azul que permitían la conexión de los pobladores con Cholula y la capital. La población tuvo una nueva fuente laboral.

En la capital, los taxis fueron una nueva opción de trabajo. Empleados de diferentes empresas que se quedaron desempleados o que querían convertirse en sus propios patrones, decidieron comprar vehículos y buscar concesiones para ofrecer el servicio de traslado de personas.

Luego llegó el tiempo de Mario Marín Torres, gobernador que permitió el crecimiento de los llamados mototaxis, motos que fueron habilitadas con diferentes estructuras para trasladar a pobladores. Las velocidades que alcanzaban, combinado con la terracería y los problemas en las vialidades, se tradujeron en accidentes.

La operación de Uber en Puebla comenzó a partir de las modificaciones a la Ley de Transporte en 2015 que aprobó el Congreso Local para incluir la figura de "Servicio Ejecutivo" para las Empresas de Redes de Transporte (ERT).

En septiembre de 2015, Uber comenzó a operar en Puebla, posteriormente en febrero de 2016, Cabify arribó al estado con 101 unidades. El más reciente dato indica que Uber cuenta con más de nueve mil choferes; y Cabify, que hace unos días volvió a operar, estaba cerca de los tres mil operadores.

Tras los asesinatos de mujeres en los que estaban implicados choferes de Cabify y Uber, el gobierno realizó reformas a la Ley del Transporte en busca de mayores medidas de seguridad. Al final, se abrió una puerta para flexibilizar algunos candados y permitir la operación de ambas plataformas porque en el fondo, el problema no solo es de movilidad y seguridad, también de desempleo.

jaime.zambrano@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.