• Regístrate
Estás leyendo: Debate somnoliento por la alcaldía
Comparte esta noticia

Desde el biopoder

Debate somnoliento por la alcaldía

Jaime Zambrano

Publicidad
Publicidad

Si el debate entre los cuatro candidatos al gobierno del estado, organizado por el Instituto Electoral del Estado (IEE) fue acartonado y sin propuestas, el ejercicio entre los seis aspirantes a la presidencia municipal rayó en la somnolencia con tintes de descalificación.

En el debate participaron Eduardo Rivera, candidato del PAN; Claudia Rivera Vivanco, candidata de Juntos Haremos Historia; Guillermo Deloya, abanderado del PRI; Paola Migoya, representante del PVEM; Víctor Chedrahui, candidato del PSI, y Gonzalo Juárez, abanderado de Compromiso por Puebla (CCP).

Ante el número de participantes y los temas a tratar, el debate se alargó desde las 20:00 horas y hasta después de las 22:00 horas, tiempo en el que faltaron propuestas concretas para resolver problemas de la capital como la seguridad, el rescate del Ayoyac, el ordenamiento territorial, la recuperación del Centro Histórico y el comercio informal.

Todos los candidatos presentaron sus buenas intenciones y se dijeron los mejores y hasta los más preparados para atender los retos que enfrenta la capital del estado, clave para que los partidos ganen los comicios al gobierno del estado.

Al final, en el debate que condujo la periodista Patricia Estrada, quien se tuvo que ceñir a lo establecido en el formato y no pudo hacer nada para romper con momentos de somnolencia, dominó la guerra de descalificaciones.

Fue evidente que detrás de los “golpes bajos” apareció la lucha entre dos fuerzas políticas en la entidad, la que encabeza el ex gobernador del estado, Rafael Moreno Valle; y la del llamado “góber precioso”, Mario Marín Torres, que impera tanto en el PRI como en Morena.

La abanderada de Morena, Claudia Rivera, calificó a Eduardo Rivera, candidato del PAN, de ser “opaco” en el tema de la construcción de mil calles en el periodo 2011-2014 cuando fue por primera vez alcalde. En respuesta, Rivera Pérez aseguró que se cumplieron con los objetivos del programa “Mil calles” y hasta recordó que el vocero de la candidatura de Morena en la capital, David Méndez Márquez, fue regidor en su administración por el PRD y avaló el proyecto y hasta la aplicación de recursos.

El resto de candidatos intentaron llamar la atención del público con intercambios de golpes pero la realidad es que a la mitad del ejercicio, la mayoría de quienes lo siguieron ya pedían una pausa o la conclusión. Al final, un debate somnoliento.

jaime.zambrano@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.