• Regístrate
Estás leyendo: Corrupción, el rival a vencer
Comparte esta noticia
Domingo , 19.08.2018 / 19:14 Hoy

Corrupción, el rival a vencer

Publicidad
Publicidad

En las elecciones del próximo 1 de julio y para el futuro de México y de estados como Puebla, el rival a vencer es la corrupción en la que está inmerso el sistema político, tanto a nivel federal como estatal y municipal.

La población irá a las urnas con el objetivo de que su realidad se transforme y de que los recursos que se generen, se apliquen en beneficio de la mayoría, atendiendo problemas como inseguridad, pobreza y desigualdad social.

El problema es que ningún candidato, ni partido político puede garantizar que está libre de un pasado ligado a la corrupción, ni los azules, ni los rojos, amarillos, verdes o naranjas. Todos están inmiscuidos en algún pasado turbio o lo estarán.

¿Quién metería las manos por el precandidato del PRI, José Antonio Meade; por el del PAN, Ricardo Anaya; o por el de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador?

En el caso de Puebla, a ninguno de los tres candidatos se les conocen pasados oscuros como relación con el narcotráfico, con el robo de combustible o con el tráfico de mercancía robada.

Por ese lado, en Puebla existe un mejor panorama en comparación con otras entidades como Veracruz, Tamaulipas, Sinaola, o Chihuahua. El problema radica en que nadie puede asegurar que cuando uno de los precandidatos que este día inician sus precampañas, no se verá inmiscuido en problemas de corrupción. ¿Quién asegura que estando en el poder, el candidato o candidata ganadora realizará una gestión limpia, transparente, sin beneficios para amigos o familiares y distribuyendo la riqueza para todos?

La población ya está cansada de casos de personas que se aprovechen de su posición para obtener beneficios, para construir casas, para desarrollar negocios o hasta para vender insumos al gobierno.

Cuando, al menos, un candidato garantice al 100 por ciento que está libre de la tentación de la corrupción, entonces, la población acudirá a las urnas y se reducirá el abstencionismo.

En Puebla, este 2 de febrero, Día de la Candelaria, inician las precampañas de los aspirantes a las candidaturas al gobierno del estado y, con ello, inicia la guerra en la que aparecerán descalificaciones. ¿De qué nuevos pasados turbios y oscuros nos enteraremos? Tal vez, superen lo que nos podamos imaginar. Sin duda, la corrupción, es el rival a vencer, no por los aspirantes a un puesto de elección popular sino para toda la sociedad.

jaime.zambrano@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.