• Regístrate
Estás leyendo: Buenos deseos y descalificaciones en debate poblano
Comparte esta noticia
Miércoles , 14.11.2018 / 09:16 Hoy

Desde el biopoder

Buenos deseos y descalificaciones en debate poblano

Jaime Zambrano

Publicidad
Publicidad

El debate entre los cuatro candidatos al gobierno del estado de Puebla organizado por el Instituto Electoral del Estado (IEE) se caracterizó por sueños, propuestas alejadas de la realidad y descalificaciones.

Miguel Barbosa, candidato de Morena, se llevó la mayor parte de descalificaciones; Martha Erika Alonso, abanderada de Por Puebla Al Frente, defendió a los gobiernos del PAN y ofreció dar continuidad a diferentes proyectos; Enrique Doger Guerrero, del PRI, intentó salir del tercer lugar en las preferencias atacando a los candidatos punteros y recordando que fue rector de la UAP; mientras que Miguel Chaín, buscó llamar la atención, pero su participación queda como anécdota.

El debate se caracterizó por la presentación de buenos deseos por parte de los candidatos y por descalificaciones entre sí, así como por señalamientos y cuestionamientos a la gestión del ex mandatario, Rafael Moreno Valle.

La forma en que se diseñó el debate que duró poco más de una hora y media, impidió que los aspirantes a Casa Puebla pudieran desenvolverse de mejor manera y la mayoría de las ideas que emitieron estaban preparadas, sin dejar lugar a la improvisación.

A diferencia de los debates entre los candidatos a la presidencia de México, en donde los moderadores tienen una mayor participación y cuestionan de manera directa, en el ejercicio poblano, no se presentó tal situación.

Juan Carlos Valerio, el moderador del debate, se limitó a conducir el ejercicio, dando la palabra y siguiendo el formato establecido. Pese a que las descalificaciones subieron de tono en algunos momentos, nunca se apagó el micrófono a los participantes. Lo que sí sucedió es que se les acabó el tiempo establecido.

El formato del debate no permitió a los electores conocer en otra faceta a los candidatos, quienes repitieron propuestas que ya habían dicho en sus campañas.

Al final, todos los candidatos se dijeron ganadores del ejercicio. Martha Erika Alonso, Enrique Doger y Luis Miguel Barbosa se concentraron con sus simpatizantes por la noche y emitieron mensajes en los que aseguraron que ganarán las elecciones del 1 de julio. Nadie reconoció errores.

Tras el debate, en Puebla comienza la recta final del proceso electoral que llegará a su clímax con las elecciones del 1 de julio, fecha en la que los ciudadanos tendrán la mejor opinión de cara al próximo sexenio.

jaime.zambrano@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.