• Regístrate
Estás leyendo: El laboratorio de las pruebas de la Liga Mx
Comparte esta noticia
Lunes , 16.07.2018 / 05:14 Hoy

El laboratorio de las pruebas de la Liga Mx

Publicidad
Publicidad

El Gigante de Acero no podría albergar mañana una mejor Final de Copa. Monterrey y Pachuca llegan con sed de revancha después del subcampeonato de La Pandilla y el tercer lugar Tuzo en el Mundial de Clubes. Nuestro torneo de Copa, que fue retomado después de desaparecer en 1996-1997, se ha ido consolidando como una competición atractiva por muchas razones.

Quizá la principal, tal como sucede en Inglaterra y España es la posibilidad para los equipos de Liga de Ascenso de competir ante los grandes e incluso la utopía de ganar un título contra ellos. Atlante se quedó en la etapa de las semifinales este año y ojalá en algún momento un equipo pequeño (aclaro que el azulgrana no es un equipo pequeño) emerja para hacer lo que parece imposible y levantar la Copa.

En términos de negocio y deportivos la Copa es el conejillo de indias perfecto para la Liga; lo que ahí funcione se puede trasladar rápido de una competición a otra. La transferencia de tecnología como el VAR o el formato de grupos de la misma son ejemplos de mejores prácticas que la Liga pudiera adoptar.

Si Marco van Basten logra los cambios que enlisté en mi columna La Revolución Holandesa del 27 de octubre, este incipiente torneo podría ser campo fértil para probar las innovadoras ideas del tulipán.

México siempre ha sido una Federación amiga de la FIFA y qué mejor estrategia para volver a estrechar lazos con el organismo, que ser precursor de sus medidas para modernizar el balompié; después de la cacería emprendida por el FBI contra la corrupción en el máximo rector del futbol, no estaría mal generar experimentos conjuntos en el laboratorio de pruebas que es nuestra resucitada Copa.

El Washington Post reportó recientemente que el Mundial 2026 en tierras norteamericanas no es un hecho. Marruecos pudiera dar la sorpresa ante dos factores que amenazan la candidatura norteamericana. El primero, la caída en popularidad de Estados Unidos durante la presidencia del hombre naranja y su persecución a ciertos países y religiones con constantes medidas antiinmigración.

El Washington Post dice que, el segundo factor y de menor importancia, es la persecución que el FBI ha liderado ante los escándalos de corrupción en la FIFA. Difiero, para mí esa es la razón principal por la que ciertos círculos en FIFA se estén inclinando por la candidatura Marroquí.

En Estados Unidos existe una ley federal anticorrupción conocida como el FCPA. Esta ley castiga de manera implacable los delitos cometidos en territorio estadunidense o por empresas norteamericanas alrededor del mundo.

A nadie que tenga cola que le pisen, le interesa que la Copa del Mundo se celebre en un país que exterminó a los dinosaurios de la FIFA. Barak Obama inició la extinción de los mismos desde el FBI, por lo que no les sorprenda ver un resultado mucho más cerrado en la votación e incluso que se vuelva a abrir la convocatoria a todos los continentes. La posibilidad es lejana, pero no hay que descartarla; tal como no hay que descartar la amenaza de que España no participe en el Mundial, debido a que la FIFA condena la intervención del gobierno en materia legislada por el organismo suizo.

El estadio BBVA Bancomer, una de las tres sedes candidatas para esa Copa del Mundo, será la sede del cierre de un buen año 2017 para el futbol en México.

Tigres, Rayados, Chivas, Pachuca y hasta cierto punto América, demostraron que el éxito es consecuencia de la existencia de un proyecto, de la continuidad en el campo y en el banquillo, del apoyo de la afición y también del respaldo financiero de sus propietarios/administradores. El futbol mexicano se ha vuelto predecible en ese sentido en un efecto parecido a aquel de Michael Schumacher en la Fórmula Uno. Más aun cuando la regla 9/9 permite a los equipos que no generan futbolistas, el ficharlos fuera; por ello, la Copa es el lugar perfecto para experimentar.

Desde las innovadoras iniciativas de Van Basten hasta una regla de extranjeros que promueva el debut de mexicanos en dicha competición, pasando por cambios de formato que hagan para trasferir el atractivo de la Liguilla al torneo regular, la resucitada Copa es el laboratorio perfecto para esas y otras pruebas. Los propietarios de los equipos de nuestra Liga tienen visión empresarial y comercial para lograr una combinación de iniciativas y formatos realmente innovadora a nivel mundial.

La Copa Mx es un gran terreno para la experimentación, donde se puede acertar y transferir tal atino de manera sencilla; así como también equivocarse sin grandes consecuencias.

Terreno fértil siempre que existan acuerdos y sinergia para el liderazgo y fuerza de Enrique Bonilla, la visión de Juan Carlos Rodríguez desde Univisión, el conocimiento y experiencia de directivos como Yon de Luisa, Gustavo Guzmán, Mauricio Culebro, Jesús Martínez, Alejandro Irarragorri, Jorgealberto Hank, Pablo Boy y José Ramón Fernández Gutierrez de Quevedo.

Así como para la constante innovación que propone Rodolfo Ramírez desde la Televisora del Ajusco; entre otros de los muchos que estamos interesados en que la gallina de los huevos de oro no deje de cacarear.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.