• Regístrate
Estás leyendo: Mentiras
Comparte esta noticia
Miércoles , 15.08.2018 / 06:22 Hoy

Mentiras

Publicidad
Publicidad

Transcendió que la selección mexicana declinó jugar un partido ante Inglaterra, debido a que los derechos de transmisión de dicho encuentro serían de Fox Sports.

¡Rigor en la información, señores! La Federación Mexicana solo quedó en medio en este asunto, ya que si bien es cierto que los derechos para la transmisión de dicho encuentro los tenía Fox Estados Unidos, la causa por la que no se realizó dicho partido fue que Fox y Univisión no llegaron a un acuerdo para la transmisión del mismo en territorio norteamericano.

La Federación Inglesa (FA) y la Federación Mexicana (FMF) se quedaron con las ganas de medir fuerzas por limitantes contractuales. Rodolfo Ramírez, de Tv Azteca —televisora que hubiera producido el partido— y Yon de Luisa, de Televisa, tampoco tuvieron nada que ver en el asunto. Reitero que el dealbreaker fue la falta de acuerdo en territorio norteamericano.

Si bien es una lástima que el Tri no pueda disputar un amistoso en la cuna del futbol, también es cierto que los contratos están para respetarse y el punto de partida para la negociación de cualquier amistoso de la selección mexicana son los derechos de transmisión del encuentro.

Algunos argumentan, y con mucha razón, que la televisión no debería estar por encima del interés deportivo; sin embargo, como escribía en mi columna del matrimonio perfecto, para bien y para mal, es la televisión la que financia y difunde la fiesta. Fox y Univisión pagaron por estos derechos y tienen todo el derecho de defender su inversión. Univisión, bajo el mando de Juan Carlos Rodríguez, ha sido uno de los grandes impulsores y respaldos financieros del futbol mexicano y nadie puede cuestionar que ejerza el contrato que tiene con el Tri.

El ecosistema de derechos de televisión en territorio norteamericano es complejo y motivo de otra entrega. La gran apuesta de Fox fue la selección de las Barras y las Estrellas y el Mundial, mientras que la de Univisión ha sido el combinado mexicano en alianza con SUM.

Para encontrar rivales para el Tricolor otro factor importante a considerar será que la luna de miel entre la televisión y el balompié está por entrar en una etapa más compleja, una nueva era donde aparecerán gigantes del mundo digital en las negociaciones de los derechos de transmisión. Actores con los que Univisión, Televisa y Tv Azteca deberán negociar en un futuro cercano.

Tal cual escribí el 3 de enero, la entrada de otros participantes en la ecuación es ya una realidad. Facebook ya ha pujado por derechos audiovisuales con una oferta para el cricket en India, Amazon ya hace streaming del “jueves por la noche” en la NFL, DirecTV fue adquirido por AT&T, Google lanzó su oferta de tv por cable (sin cable irónicamente) con YouTubeTV y América Móvil ya ha ganado los derechos de transmisión de los Juegos Olímpicos por el periodo 2018 a 2024. El panorama en cuanto a transmisiones está por cambiar y debido a la entrada de estos nuevos competidores, es probable que estemos por presenciar un alza en los valores por derechos audiovisuales en el mediano plazo. La siguiente subasta de derechos de la Liga Premier será indicativa en este renglón y algunos ya la han calificado como la más interesante en los últimos años.

Hasta ahora la Federación Mexicana ha tenido un modelo de negocio muy rentable, el cual, como cualquier cosa que funciona, es difícil de cambiar. Partidos ante rivales pequeños o medianos en suelo norteamericano y con el boletaje vendido en dólares a paisanos que trabajan arduamente al norte de la frontera; además, la comodidad de los domos, la amplia disponibilidad de hospedaje, los vuelos cortos desde México y múltiples conexiones desde Europa, hacen de la logística un tema menos complicado. Las compras y el atractivo de nuestro vecino del norte para los rivales son la cereza del pastel.

En su momento, Héctor González Iñárritu y Pablo Zárate (entonces en Sportfive y ahora en SUM) evolucionaron el modelo, al incluir partidos de mayor nivel; como los que organizaron en Polonia y con la misma Inglaterra en Wembley. Tanto Héctor como Pablo son dos profesionales con gran visión y capacidad. Pablo Zárate ha tenido una trayectoria destacada en Europa y en tierras norteamericanas en el ámbito administrativo y comercial del futbol. Mientras que desde su posición al frente de selecciones nacionales, González Iñárritu tuvo mucho que ver en el buen desempeño del Tri en Brasil 2014.

Como medios tendemos a buscar aquellas ocho columnas que nos generen la atención del lector. Con ese sensacionalismo y hasta a veces morbo que es válido, pero siempre y cuando esté bien fundamentado; sin embargo, también es nuestra obligación informar de manera completa y correcta, no decir medias verdades por ir a la fácil o a la que nos conviene.

Lo cierto es que este partido hubiera sido un amistoso interesante para la selección mexicana, pero los contratos están para cumplirse (o para romperse pagando las respectivas cláusulas de salida). En este caso no hay culpables, simplemente no hubo un acuerdo entre los poseedores de los derechos de transmisión de distintas selecciones y punto.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.