• Regístrate
Estás leyendo: La nueva máxima del Mundial
Comparte esta noticia

Moneyball

La nueva máxima del Mundial

Jaime Rascón

Publicidad
Publicidad

Los aportes británicos a la humanidad son muchos y clave para el mundo en que hoy vivimos. Desde la ley de la gravedad de Isaac Newton, la escritura de Shakespeare, la resiliencia de Churchill que fue fundamental para derrotar la expansión del nazismo, la música de los Beatles, el deportista icono que convirtió al futbolista en celebridad y trendsetter en David Beckham o el inventor de la computadora: Alan Turing.

Por ello, no me sorprende la estadística de 40 futbolistas semifinalistas que militan en la Liga Premier.

Aun quitando a los 23 leones británicos que juegan en su Liga, la cifra de 17 es importante debido a lo siguiente:

Ayer, los eliminados belgas alinearon a 10 futbolistas que militan en clubes de la Liga inglesa. Solo Witsel no juega en la Isla. Los futbolistas de la columna vertebral de sus verdugos franceses también defienden las camisetas de equipos ingleses. Su arquero Hugo Lloris resguarda el arco del Tottenham londinense, el medio campo lo defienden los escudos del Manchester United (Pogba) y Chelsea (Kanté), equipo londinense donde también juega el poste- punta de los galos: Olivier Giroud, en quien el técnico Didier Deschamps, también ex jugador blue, tiene una fe inquebrantable.

Es decir, casi dos tercios de los titulares de esa primera semifinal juegan en la Liga Premier. En el partido de hoy, Inglaterra alineará con un once que milita íntegramente en su Liga. Su rival, Croacia, contrasta con los otros tres semifinalistas, ya que solo Dejan Lovren juega en la Isla. 


Eso hará que hoy la Premier sea representada por casi 55 por ciento de los titulares sobre el terreno de juego.

La razón por la cual la Liga británica prevalece en estas semifinales es sencilla: la distribución equitativa de los ingresos entre los 20 equipos de la Liga Premier permite a sus 20 miembros atraer talento de clase mundial.

En consecuencia, la competencia es mucho más exigente semana tras semana, con hasta cuatro competiciones en disputa: Europa en la Champions o la Europa League; la Liga, la Copa de la Liga y la Emirates FA Cup.

Esa competencia continua al máximo nivel se beneficia de una diferencia con otras Ligas. En Inglaterra no hay límite de plazas para extracomunitarios. Un futbolista que no es miembro de la Comunidad Europea o del área económica europea aún puede optar a jugar en la Premier. Esto si es un jugador establecido al máximo nivel internacional (básicamente que juegue con regularidad en su selección) y que su participación en el futbol británico contribuya al desarrollo del balompié al máximo nivel en Reino Unido.

Todo esto se resume en rendimientos exponenciales: la calidad de un jugador aumenta al máximo nivel, esto al estar rodeado de colegas que también se desempeñan con un alto grado de exigencia semana tras semana y cuya motivación está en percibir los mejores sueldos en el mercado mejor pagado para su profesión.

La mayoría de los titulares de las otras selecciones semifinalistas también se desempeñan en los clubes de otras ligas que mejor pagan (siempre considerando que los clubes rara vez regalan su dinero y que la remuneración de los jugadores va casi siempre en relación a su rendimiento).

Ejemplos de esto los encontramos en los blaugranas Samuel Umtiti e Ivan Rakitic; los merengues Raphael Varane, Luka Modric, Mateo Kovacic, y los colchoneros Antoine Griezmann, Lucas Hernández y Sime Vrsaljko. En Italia podemos sumar a varios futbolistas croatas que se desempeñan en Turín (Mandzukic y Pjaca) y Milán (Perisic, Brozovic, Strinic y Kalinic).

Es decir, 79.5 por ciento de los titulares en las semifinales de esta Copa del Mundo juegan en la Liga Premier, Barcelona, Madrid, Turín o Milán.

Esta aproximación a la ley de Pareto (80-20) nos indica una nueva máxima de los Mundiales y el balompié a nivel de selecciones: Para llegar a instancias finales en torneos a nivel de selección, los titulares deben militar en la Premier o desempeñarse en los grandes clubes de estas cuatro ciudades.

Los números no mienten y si queremos una explicación sencilla de por qué México no llega al quinto partido, basta con mirar esta estadística y contar cuantos elementos del Tricolor militan en la liga inglesa o en los equipos mencionados.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.