• Regístrate
Estás leyendo: La gallina de los huevos de oro
Comparte esta noticia
Martes , 19.06.2018 / 21:35 Hoy

Moneyball

La gallina de los huevos de oro

Jaime Rascón

Publicidad
Publicidad

El anuncio de la expansión de la Copa Oro a 16 equipos y distintas sedes es el más reciente comunicado sobre incrementos en la oferta de futbol para el aficionado. Hace casi un año se presentó el aumento de equipos mundialistas a 48 selecciones. La expansión de la MLS continúa en Miami y en Los Ángeles. En México se planteó hacer una pausa en el ascenso y descenso, con la posibilidad de crear Ligas paralelas.

También en México somos parte de una candidatura mundialista conjunta muy interesante y nunca antes vista, junto con otras dos naciones; además, en nuestro país la Final de Liga Mx se empalmará con el debate presidencial.

En la Liga de Campeones de Europa ahora califican automáticamente los cuatro primeros de Inglaterra, Alemania, España e Italia; mientras que en la Europa League, las Ligas de estos mismos países y la francesa, tendrán otros dos calificados directos. Hay que agregar que en ese torneo continental se incorporan los eliminados en la ronda preliminar de la Liga de Campeones y en la primera ronda de clasificación de la misma.

Sin ir más lejos: ayer, hoy y mañana se juegan partidos de la Liga en España al no haber más fines de semana disponibles para completar las 38 fechas en año mundialista.

La fórmula de crecimiento de la FIFA, las confederaciones y las Ligas parece asumir que una mayor oferta de futbol equivale a una mayor demanda del mismo; no necesariamente es así, y este modelo de expansión es más acorde a franquicias de café o de hamburguesas, que a casos de éxito en el deporte.

Es razonable preguntarse si vale la pena seguir explotando a la gallina de los huevos de oro bajo esta fórmula. Así como analizar alternativas que garanticen el interés en el balompié en el mediano y largo plazo.

Sería grato empezar a escuchar más programas que promuevan la participación infantil y juvenil en el futbol, no solo la mayor oferta de partidos a nivel profesional.

Esta creciente oferta resulta contradictoria a ciertas señales y síntomas de la industria. Los principales ingresos del futbol son tres: televisión, patrocinios y taquilla (esquilmos incluidos). La TV del futuro es un enigma con la convergencia entre el televisor y el teléfono inteligente. Hemos hablado que probablemente los nuevos participantes del mundo digital en las subastas por derechos, incrementarán el valor de los mismos en el corto y mediano plazo; sin embargo, se debe considerar que los ojos están migrando del monitor hacia el móvil.

En las pantallas de los smartphones hay mayor oferta y competencia de contenidos, aun comparados con la barra de programación de un sistema de cable.

En el tema de patrocinios, la racionalización es cada vez más evidente; no necesariamente se reducirán los auspicios, pero las marcas sí buscarán mayor retorno de inversión en sus acciones alrededor del futbol y del deporte en general.

En México ya empezamos a observar algunas señales con el frente libre en Chivas. En España es común ver jerseys sin patrocinio en el pecho y esta temporada Levante y Leganés fueron los dos equipos que no alcanzaron a cerrar un acuerdo; esto a pesar de jugar partidos con audiencias globales ante el FC Barcelona y el Real Madrid.

En Reino Unido, el mercado más potente, es sintomático que una bebida energética tailandesa auspicia la Copa de la Liga, un patrocinio reservado durante muchos años para gigantes cerveceros.

Respecto a las taquillas, éstas agonizan para la mayoría de clubes fuera del Reino Unido: ayer el campo de Cornellà en Barcelona fue un claro ejemplo de esto, con una asistencia visiblemente baja para un partido que normalmente lucía un lleno al reunir a la ultra derecha radicada en Cataluña; en consecuencia la venta de esquilmos y el merchandising también se resienten.

La capacidad de producción de la gallina de los huevos de oro es limitada y habría que ser más inteligentes y creativos en la estrategia de crecimiento, que solo aumentar equipos profesionales o incrementar cupos en competencias continentales.

Hay que fortalecer las bases que generan interés por el mismo mediante la práctica del balompié y todo el entorno es responsable para ello.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.