• Regístrate
Estás leyendo: Jornada democrática
Comparte esta noticia
Domingo , 21.10.2018 / 22:01 Hoy

Moneyball

Jornada democrática

Jaime Rascón

Publicidad
Publicidad

Este domingo, los mexicanos tenemos la obligación de permanecer atados a la tv durante al menos cuatro horas por las siguientes razones:

Final democrática

El partido de vuelta de la Final del futbol mexicano en Toluca será transmitido tanto por Televisa como por Tv Azteca. La sinergia de la transmisión compartida o simulcast hace sentido para ambos, más en pleno auge del VOD (Video on Demand) con Netflix liberando series como la de Luis Miguel cada domingo en primetime.

Desde su origen con el boxeo y la pelea entre Saúl Canelo Álvarez y Julio César Chávez Jr., el simulcast ha sido un ganar-ganar para ambas televisoras.

Incluso en la ida, la democratizaron aun más la señal incluyendo a Imagen Televisión y ESPN 2; (cabe recordar que la cadena estadunidense transmite los partidos de Santos Laguna correspondientes a la televisora del Ajusco).

Democracia es poder elegir y tanto ayer como este domingo, los mexicanos pudimos y podremos escoger dónde disfrutar la Final de la Liga Mx.

Debate justo después

Alrededor de 45 minutos después de la Final, tendrá lugar el segundo debate presidencial en nuestro país de cara a unas elecciones que se celebrarán en pleno Mundial de Rusia 2018.

Tener una democracia implica un voto razonado y tanto ver el debate, como mantenernos informados durante el Mundial, se convierten en obligaciones para todos nosotros.

Si bien es cierto que permanecer cuatro horas frente al televisor (desde las 7 pm hasta pasadas las 11) será complicado, un año mundialista y de elecciones aunado a nuestra Liguilla y la Final a partido de ida y vuelta, no dejan otra opción. Para quien se lo pierda, no habrá pretexto futbolero el 12 de junio, en el tercer debate. El partido inaugural en Rusia se disputará dos días después y habrá que estar atentos a las sorpresas de última hora que puedan cambiar el rumbo de la elección y de nuestra nación: el Mundial no es pretexto.

¿Descenso y ascenso antidemocrático?

Parece que la temporada 2017-18 de la Liga Mx no tendrá descenso ni ascenso. En una democracia prevalece la decisión de la mayoría y en mi columna del 11 de mayo explicaba que en el caso de la Liga Mx, sus miembros son los que eligen.

Ese club de ricos será el que decidirá si hubo descenso en la 2017-18, un derecho que tienen quienes se pueden permitir financiar los 300 millones de pesos que cuesta operar un equipo de la Primera División del futbol mexicano.

Es una democracia de un selecto grupo, pero al final el futuro en la Primera de Lobos BUAP dependerá del aval del Comité de Dueños de la Liga Mx, previo depósito de 120 millones de pesos, cantidad que aún debe ser certificada por la firma Ernst and Young para determinar que el dinero licántropo no provenga de los 3 mil millones de pesos de financiamiento público a la Benemérita y, por lo tanto, de la cartera de todos los mexicanos que pagamos impuestos.

La democracia también implica que los ciudadanos decidamos donde invertir nuestros impuestos. Estoy seguro de que muchos estamos hartos de financiar proyectos de equipos llenos de extranjeros que emigran a nuestro país amparados en la vacuna para abolir el pacto de caballeros: la regla 9/9.

Por todo esto, aunque pasemos muchas horas frente a la tv, quienes veamos la Final del domingo, tenemos la obligación de quedarnos otros 100 minutos más frente a la pantalla para razonar bien quién liderará nuestro país los siguientes seis años.

* * *

300 mdp cuesta anualmente operar, en promedio, un equipo de la Primera División del futbol mexicano.

120 mdp deberá garantizar la franquicia de Lobos BUAP para mantenerse en el máximo circuito, previa auditoría.

3 mmdp es el presupuesto de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, dinero público que no debe usarse en Lobos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.