• Regístrate
Estás leyendo: Hoy juega México
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.06.2018 / 10:04 Hoy

Moneyball

Hoy juega México

Jaime Rascón

Publicidad
Publicidad

Hoy conoceremos a la candidatura ganadora de la sede para el Mundial 2026, primera edición con 48 equipos.

Hasta ayer era complicado poder predecir a la candidatura ganadora, ya que solo se habían pronunciado 51 votos de los 207 posibles (cabe recordar que las Federaciones candidatas no pueden votar).

Para la candidatura norteamericana se sumaban 30 votos decantados, provenientes en su mayoría de Conmebol y Concacaf.

Los 21 votos para Marruecos son principalmente de países africanos, pero con una interesante combinación de naciones europeas, asiáticas y de Medio Oriente.

Con 125 naciones todavía por definirse, la moneda estuvo en el aire hasta hoy, día en el que después de ocho años sin asignación mundialista sabremos si México albergará su tercera Copa del Mundo.

Si el sentido común prevalece, la decisión se inclinaría hacia la candidatura de la certidumbre: la norteamericana. Una propuesta cuyas sedes, incluidas las tres mexicanas, tienen toda la infraestructura lista para albergar la justa. Sedes que a través de la venta de casi 6 millones de entradas, distribuirán el ingreso de más de 2 mil millones de dólares por ese concepto entre los 211 miembros de la FIFA.

La alternativa marroquí en cambio necesita una inversión de 15 mil 800 millones de dólares con 3 mil millones en construcción de estadios.

De triunfar esta amigable utopía, el atractivo comercial entre los patrocinadores de occidente (segundo mayor ingreso de la FIFA, como expliqué en mi columna anterior) seguiría a la baja, tal como la credibilidad del máximo organismo del balompié Mundial.

Ahí está el principal reto de Gianni Infantino, en distanciarse de Joseph Blatter con la candidatura de la certidumbre para la primera edición de 48 equipos.

El Mundial que comienza en Rusia y el próximo en Qatar fueron otorgados bajo una sombra de corrupción y con votaciones en total secrecía a una nación expulsada del G7 y a otra con severos cuestionamientos sobre derechos humanos.

Para evitar la compra de los votos y otorgar transparencia al proceso de elección, el sufragio de este miércoles será público; cada voto implica la responsabilidad de elegir la candidatura más robusta, la que otorgue las mejores condiciones deportivas para competir, además del mayor beneficio económico para su asociación.

Hoy, Infantino y la FIFA tienen un enemigo más potente que Blatter en la persona de Donald Trump. La xenofobia de Trump y sus vetos migratorios a los países primordialmente musulmanes contradicen el requerimiento de la FIFA, el cual requiere un entorno libre de visados o que al menos facilite la obtención de una visa.

El hombre naranja ya hizo llegar tres cartas a la FIFA para garantizar un entorno amigable; sin embargo, como acabamos de presenciar en el G7 del fin de semana, Trump no tiene palabra y se desdice a cada paso.

Por ello, los votos decantados a favor de la candidatura de Marruecos hasta ayer provienen de naciones principalmente musulmanas y con su desplante a Canadá y el comunicado conjunto del G7 durante el pasado sábado, el xenófobo presidente estadunidense y no Marruecos es el principal obstáculo hacia la victoria hoy.

Esperamos que pese a Donald Trump, y a tanto escándalo (por ende pocas posibilidades en lo deportivo), hoy los mexicanos podamos tener la única alegría de este ciclo mundialista.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.