• Regístrate
Estás leyendo: El vigor híbrido (II)
Comparte esta noticia

Moneyball

El vigor híbrido (II)

Jaime Rascón

Publicidad
Publicidad

La teoría del vigor híbrido, también conocida como Heterosis, es un término genético para la crianza y mejoramiento selectivo. La cual sostiene que los mestizos combinan las virtudes de padres de distintos grupos raciales. Algunas características superiores incluyen longevidad, fertilidad y crecimiento, entre otras.

Hoy en los enfrentamientos de la primera llave hacia la final, jugarán naciones con una diversidad muy interesante, debido a la migración a dichas naciones desde distintos continentes del planeta.

En el primer partido la selección que mejor representa la teoría del vigor híbrido tratará de perforar la muralla de la garra charrúa.

Los franceses tienen técnica, talla y potencia. Sus jugadores de ascendencia africana poseen una técnica muy superior a sus compañeros de profesión que representaron a la CAF en Rusia 2018.

Se dice que se necesitan 10 mil horas para convertirse en experto en algo; sin embargo, aparte de ese tiempo, en el balompié también se necesita un rival y un entorno que te ayude a superarte. El marco de la Liga francesa y las oportunidades de ésta, han permitido a sus seleccionados alcanzar un nivel que los tiene como uno de los favoritos a levantar la Copa del Mundo la próxima semana.

Su rival, los uruguayos, también son exponentes del vigor híbrido. Es evidente el mestizaje de muchos de sus jugadores. Una nación que en el futbol combina los mejores rasgos del charrúa del cono sur y el emigrante europeo que se estableció en ese país.

Por la tarde veremos a otras dos selecciones que ejemplifican la teoría de la Heterosis. La selección de Bélgica ha resurgido como potencia mundial gracias a cuestiones genéticas, raciales y geopolíticas, entre otras.

Desde Enzo Scifo y Jean-Michel Preud’homme, Bélgica no tenía una generación como la actual. Lukaku, Kompany, Dembélé, Boyata, Batshuayi, Witsel, Chadli, Fellaini y Bakkali representan la diversidad de un combinado que puede aspirar a disputar la semifinal contra una Francia muy similar, esto en lo evidente de la Heterosis consecuencia de la inmigración a ambos países.

Bélgica es la sede de la Unión Europea y junto con Luxemburgo en el Benelux, una región de amplia movilidad e inmigración.

Un crisol de culturas, razas y una mezcla genética que bajo la teoría del vigor híbrido (también conocida como Heterosis) ha derivado en una potencia futbolística.

Su rival, Brasil es otro mosaico de razas y culturas unidas en una bandera y una selección verdeamarela. El futbolista brasileño pudiera ser el mejor exponente de la teoría del vigor híbrido; sin embargo, su inclinación a la fiesta ha hecho que especímenes con las virtudes de Ronaldo Nazario, Romario, Ronaldinho o hasta nuestro Giovani, tengan carreras realmente brillantes, pero cortas.

En la otra llave, Inglaterra es el exponente de la teoría y ya escribí el miércoles de esta generación de futbolistas que tienen la gran oportunidad de poner a su selección a la altura de su poderosa Liga.

Su rival, los suecos no tienen mucha diversidad en el plantel; sin embargo, los vikingos han defendido a capa y espada a Jimmy Durmaz, ante las estúpidas criticas por ser quién sale del molde nórdico.

En el otro enfrentamiento de esa llave jugarán dos jóvenes naciones formadas en 1991; Croacia que se independizó de Yugoslavia en 1991 y la Unión Soviética se disolvió ese mismo año, dando lugar a la Federación Rusa.

Puede ser que Argentina, Alemania y España estén fuera de esta fase y eso no gusta a muchos, sin embargo, los cuartos de final me parecen fascinantes en cuestión geopolítica y de diversidad. La técnica, talla y potencia de los futbolistas presentes en esta fase es evidente y no hay queja posible para quienes disfrutamos de partidos disputados al máximo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.