• Regístrate
Estás leyendo: Por enésima: viva México
Comparte esta noticia
Miércoles , 17.10.2018 / 18:58 Hoy

Ruta norte

Por enésima: viva México

Jaime Muñoz Vargas

Publicidad
Publicidad

Me voy aparentemente por las ramas: sir Tim Hunt había sido distinguido en 1991 como miembro de la Royal Society de Inglaterra y en 1999 fue elegido como asociado externo de la Academia Nacional de Ciencias de EU. Poco después, en 2001, ganó el premio Nobel de Medicina. Luego fue nombrado Caballero en la lista de honores del cumpleaños de la Reina Isabel II de Inglaterra del año 2006. Pues bien, nada de eso le valió para salvar la chamba. En una conferencia dictada en la Conferencia Mundial de Periodistas de Ciencia celebrada en Seúl, el sir dijo, entre otras jocosidades, que las mujeres son “un problema” en los laboratorios, pues“nos enamoramos de ellas, ellas se enamoran de nosotros, y cuando las críticas se ponen a llorar”.


Tras la llegada de las declaraciones a Inglaterra, gracias esto a las redes sociales, estalló el escándalo. Hunt fue acusado de sexista, se disculpó, matizó, dijo que sólo había sido irónico, que lo descontextualizaron, pero al final tuvo que apechugar, y renunció. Ser un sir y tener el Nobel en la faltriquera no fueron escudos suficientes para protegerlo: quedó chamuscado como mosca en Insectrónic.


Desciendoahora de las ramas y aterrizo en México: antes, durante y después de las elecciones se vieron desaseosdiversos en el INE. Uno de los más notorios, el alboroto mediático que desató la llamada telefónica en la que Lorenzo Córdova decía pestes, dizque con jocosidad, a ciertos indígenas con los que tuvo la mala suerte de dialogar sobre asuntos electorales. Ya sabemos qué expelió: que hablaban mal, que eran ignorantes, que aquella charla daba para escribir otras Crónicas marcianas (¿?). Y ya sabemos también la conclusión: el tipo se disculpó con algunas maromas argumentativas y, aunque no es sir ni tiene un premio Nobel, siguió en el cargo. Poco después, movido por los intereses electoreros de siempre, el secretario Chuayffet dijo que los exámenes planteados por la reforma educativa se “suspendían indefinidamente”. Más allá de que él fue sólo el operador o la cara visible de una jugada pensada más arriba, lo cierto es que recular un día después de las elecciones daba para, mínimo, no escuchar las razones de la “suspensión indefinida” y renunciarlo de inmediato, cuidar las formas. Pero también ya sabemos la conclusión: el secretario Chuayffet sigue en la SEP y no pasa nada. En resumen, en otras partes un sir y premio Nobel suelta una ocurrencia sexista y lo fulminan, y aquí dos funcionarios enlodan un proceso esencial para la vida democrática de un país y siguen cobrando en su paraíso como si sólo hubieran dicho “hoy es sábado”. Por enésima: viva México.


rutanortelaguna@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.