• Regístrate
Estás leyendo: Se equivocó
Comparte esta noticia

Columna de Jaime Marín

Se equivocó

Jaime Marín

Publicidad
Publicidad

Equivocarse es de humanos. Esta es la más extendida excusa para "justificar" errores, torpezas u omisiones. Aunque aquellos que realmente tienen pundonor, reconocen sus tropiezos sin excusas. Aunque los que carecen de este ingrediente de nobleza siempre tendrán un "buen argumento" para justificar sus errores.

En relación al asunto de la polémica declaración 3 de 3 que los funcionarios públicos están obligados a presentar, son contados los que lo han hecho hasta ahora. Quienes no la han presentado argumentan que es anticonstitucional. Si un servidor público se niega a presentar su declaración, es porque algo anda mal con su patrimonio o con su situación fiscal. Otros que ya la presentaron han falseado sus datos, pretendiendo que por inverosímiles que sean, "pasarán por fidedignos". Las posesiones que reportan los funcionarios están muy por arriba de lo que declaran.

Tal es el caso de Aristóteles Sandoval, en su segunda declaración 3 de 3, según sus cuentas, su patrimonio sumaba un promedio de 5 millones de pesos, no cuadraba con la primera, en la cual había declarado 10.8 millones. Para justificar su error, la semana pasada culpó al formato del IMCO, dijo que es confuso. Si lo revisas bien –argumentó-- "piden que se consignen tus bienes de acuerdo al valor el día de la adquisición". Resulta ingenuo creer esa historia, en bienes raíces existe el factor plusvalía, el cual incrementa notablemente el valor de la propiedad después de varios años de haberla adquirido.

Resulta imposible aceptar que hoy día una casa tenga un valor de 50 mil pesos, como dijo Aristóteles en su segunda declaración refiriéndose a una de sus propiedades. Vamos, ni siquiera una casa de cartón en un arrabal miserable tiene ese valor.

Cabe suponer que su equivoco proviene de la denominación 3 de 3. Él, probablemente supuso que debía presentar tres declaraciones (la tercera es la vencida). Esperemos que no haya más "omisiones involuntarias", si no, vamos a tener que mandarlo a un curso intensivo de aritmética elemental para que le cuadren las cuentas.

En esta tercera declaración, Aristóteles afirma que su patrimonio fluctúa entre 14 y 15 mdp, de ser fidedigna la declaración, hay un abismo de diferencia respecto a los 5 millones de pesos que declaró el pasado 7 de abril. Su patrimonio incluye: casas, obras de arte, menaje de casa, joyas y 1.2 mdp en el banco.

jaimemarinsr@jmarin.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.