• Regístrate
Estás leyendo: En qué quedamos…
Comparte esta noticia

Columna de Jaime Marín

En qué quedamos…

Jaime Marín

Publicidad
Publicidad

Diógenes, el controvertido filósofo griego (412 aC), caminaba por las calles de la antigua Atenas con una lámpara encendida en pleno día. Él decía que buscaba al hombre probo. Nunca lo encontró. 25 siglos después, sin necesidad de lámpara, Peña Nieto dio con él.

EPN, el presidente que se ganó a pulso un lugar preponderante en la historia de México por haber participado, liderado, alentado y solapado las fechorías de su equipo de allegados durante su gobierno, determina, sin tener calidad moral para hacerlo, que Meade es el hombre “probo”, simpatizante del PRI y lo designa candidato a la presidencia.

A pesar de que EPN le impuso a Meade el pesadísimo costal de agravios y deshonra que arrastra, éste asegura que su jefe es honesto (servilismo estilo PRI).

Meade ha enseñado el cobre en repetidas ocasiones. Una más: el sábado 16 de este mes, en un mitin que encabezó en Tabasco, se hizo acompañar de Carlos Romero Deschamps (dime con quién andas…), uno de los políticos más corruptos que ha engendrado el PRI. Lo enalteció. Dijo que gracias a su “atinada” gestión al frente del sindicato petrolero durante una de las peores crisis petroleras de los últimos años, en Pemex no se ha perdido un solo empleo.

Dos días después (18/Vi/18), se hizo público que Romero Deschamps construye una mansión en Las Brisas II, el fraccionamiento más exclusivo de Acapulco. La mansión tiene un valor de 6.4 millones de dólares; cuenta con club de playa con servicios múltiples, alberca, jardín y estricto control de acceso. ¿Será Romero Deschamps otro hombre probo de la camada priista?

AMLO propuso a otro pillo: Napoleón Gómez Urrutia, como candidato a una senaduría por Morena. Meade lo criticó (yo también), sin embargo se hace acompañar de uno de igual o peor ralea. En qué quedamos.

El Bronco, Anaya y AMLO; también tienen su historia. ¿Alguno de estos, incluido Meade, será el hombre probo que anhelamos? Los mexicanos albergamos la esperanza de un cambio positivo. Un gobierno honesto, progresista, innovador e incluyente, sea quien sea el próximo presidente.

EL NUEVO OPIO DEL PUEBLO

El Tri ha ganado dos partidos. El nacionalismo se desborda. Olvidamos nuestras penurias. Tal vez el Tri, no México; el Tri, por primera ocasión en un en mundial juegue un quinto partido. Todo está bien mientras nuestros paisanos en Rusia no nos hagan ver mal con sus desmadres.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.