• Regístrate
Estás leyendo: "Coco Wash"
Comparte esta noticia
Lunes , 15.10.2018 / 21:53 Hoy

Columna de Jaime Marín

"Coco Wash"

Jaime Marín

Publicidad
Publicidad

En beneficio de su economía, las amas de casa siempre buscan el mejor producto al “mejor precio”. La excepción no son los detergentes, ellas seleccionan el que más les convenga, siempre que satisfaga sus expectativas. Lo que cuenta es que los resultados del lavado sean favorables

En cuanto a campañas políticas, los candidatos atraen simpatizantes mediante el lavado de coco. Su detergente: promesas vanas imposibles de cumplir. Su objetivo: manipular la voluntad del elector, principalmente de las votantas (como diría Fox).

Alfredo del Mazo Maza, candidato a la gubernatura del Edomex, recurre al lavado de coco (manipulación pura). Se declara contra el aborto y los matrimonios igualitarios. El 16/05/2016, su primo Enrique se pronunció a favor de estos. En qué quedamos, son de la misma pandilla y no se ponen de acuerdo. ¿Están a favor, o en contra?

Mediante el lavado de coco, del Mazo pretende seducir a los que están contra los matrimonios igualitarios. El buen señor no cree en lo que predica (así son los políticos). Lo que él requiere son votos para seguir esquilmando al pueblo mexiquense, de la misma manera que lo hicieron cinco exgobernadores parientes suyos, incluyendo a: su abuelo, su padre y su primo Enrique. ¿Alguien puede afirmar que en México no existe la monarquía?

El argumento contra el aborto y los matrimonios igualitarios debió haberlo explotado Josefina, en virtud de su condición de mujer, independientemente de ser ella la candidata de un partido conservador por antonomasia. Alfredito le dio madruguete.

Los candidatos manipulan los miedos de la población. Ofrecen remedios milagrosos. Sus discursos son palabras huecas. El lavado de coco es el elemento clave para atraer simpatías. Jamás cumplen ni el 50% de las promesas que hacen. Ya posicionados en el puesto que anhelan, su tarea inmediata es corresponder con sus cuates que les soltaron lana para apoyar su campaña. Una vez más, el pueblo quedará marginado y las promesas de campaña en el limbo.

A pesar de lo devaluado que está el PRI, debido a las fechorías cometidas por el jefe y muchos miembros notables de ese partido, antes y durante este sexenio, siguen empeñados (palabra inspirada en el líder da la pandilla) en imponer a su delfín en la gubernatura del Edomex. Acabar con esa nefasta monarquía está en manos del pueblo mismo.

PD. ¿Cuándo llegará la democracia a México?

jaimemarinsr@jmarin.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.