• Regístrate
Estás leyendo: Club de cuates
Comparte esta noticia
Miércoles , 12.12.2018 / 04:32 Hoy

Cambio y Fuera

Club de cuates

Jaime Marín

Publicidad
Publicidad

El sábado 12 de este mes terminó la 22 asamblea nacional del PRI con un apoteótico fin de fiesta en Palacio de los Deportes CdMx. Se dice que incluida la élite priista, la que se codea con el tlatoani, acudieron 10 mil militantes (y militantas, diría Fox).

Un acarreado de los que mandan a la galería nos comentó en voz baja: “esos que están en primera fila, los de la cúpula, sí que han aprovechado su cercanía con el preciso para enriquecerse desmesuradamente. Claro, son sus cuates, los que él defiende a capa y espada por aquello de que sean aliados en las sinvergüezadas; nosotros, las bases, solo vinimos para corear las mentiras y aplaudir la retahíla de halagos que se prodigan mutuamente. Más que un partido político, el PRI es un club de cuates”, afirmó.

Ya entrados en gastos, este personaje, que nos pidió no mencionar su nombre; se abrió de par en par y continuó: “¿Cómo es posible que EPN afirme que el priismo está comprometido con las causas de México? Si es bien sabido que para ellos (hay excepciones afirmó), su causa es el enriquecimiento súbito”.

“No doy crédito que el presi sostenga que sobre los asuntos de corrupción de quienes han traicionado los “principios del PRI”, se trata de casos individuales de militantes que se alejaron de nuestros ideales”. “¿Cómo es posible que Peña asegure que son casos individuales cuando hay 10 gobers priistas señalados por ladrones y corruptos, más los que se acumulen antes de terminar este mes”. “No son casos individuales --agregó-- se trata de una pandilla donde intercambian información y se cubren unos a otros”.

Durante la charla nuestro interlocutor mostró su total desagrado de los resultados de la 22 asamblea. “El primero que tiene que pagar las consecuencias de sus actos es el mismísimo preciso con el asunto de su casita blanca y otros”, aseveró. “En cuanto a Videgaray, ya debiera haber declarado por el conflicto de intereses relacionado con la residencia que le “vendió” Higa en Malinalco. ¿O no?”

“La 22 asamblea fue un culto a la personalidad. Los priistas rindieron pleitesía al “jefe”. Ellos le llaman unidad, yo le llamo sumisión y servilismo” –afirmó--. “Nadie se atreve a cuestionarlo, no obstante su devaluada imagen y el desprestigio que ha ocasionado al partido”, remató.

PD. Hablando de cuates, ¿qué onda con César Duarte, Ruiz Esparza y Lozoya Austin?

jaimemarinsr@jmarin.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.