• Regístrate
Estás leyendo: Agraviados
Comparte esta noticia
Sábado , 26.05.2018 / 20:51 Hoy

Columna de Jaime Marín

Agraviados

Jaime Marín

Publicidad
Publicidad

Terminaron los buenos deseos que por inercia los mexicanos prodigamos indiscriminadamente cada principio de año. Feliz año es una frase que se expresa más por convencionalismo que por empatía, es vana; más ahora que la felicidad está lejos de ser un activo en la vida de 120 millones de mexicanos profundamente agraviados.

Para mover a México, el primer ingrediente es la confianza. Confianza en nuestras instituciones y en quienes tienen la obligación de administrarlas. Sin embargo, muchos funcionarios de todos los órganos de gobierno ponen sus intereses por encima de sus obligaciones. Esa tendencia patológica de robar impunemente las arcas de la nación sigue siendo su objetivo. Objetivo al que se ha dedicado por más de 85 años la plutocracia que padecemos. Especie malévola que sin rubor alguno se dedica a robar. En otros países a estos pillos los fusilarían o estarían tras las rejas. ¿Qué opina usted señor Osorio Chong, si empezamos con Gamboa Patrón y los Moreira? Después los otros 5 mil o los que sean.

Debido al incremento del 22.5 por ciento en el precio de los energéticos, mover a México se complica. Como siempre, es una decisión “patriótica” que beneficia a los que más tienen. Para variar, quienes pagan los platos rotos son los más jodidos, el pueblo.

Ahora, aunada a nuestra mal operada política interna, pende sobre nuestras cabezas la espada de Damocles, personificada por un tal Trump, maléfico individuo a punto de asumir el poder en el vecino país del norte. Este sujeto va a dejarse venir con todo para golpearnos hasta con la cubeta.

¿Qué hace nuestro “H” gobierno para evitarlo? Hasta el momento nada práctico. Cualquier acción que emprenda ya es tardía. Este grupo se ha caracterizado por la reacción y la improvisación. Jamás estuvo preparado para gobernar. Desde el principio EPN demostró su interés por beneficiar a los miembros de su camarilla. Muchos se le salieron del huacal.

Nacional e internacionalmente el gobierno de México está desprestigiado. Peña Nieto carece de autoridad moral. Videgaray, el aprendiz de canciller, además de improvisado está en las mismas circunstancias. Esa es la situación en la que nos encontramos. Tenemos encima la tormenta y nos agarró sin paraguas.

PD. Díganle a EPN que la gallina de los huevos de oro la mataron los pésimos gobiernos, la corrupción y Carlos Romero Deschaps. ¿O no?

jaimemarinsr@jmarin.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.