• Regístrate
Estás leyendo: Verificación vehicular: Parto de alto riesgo
Comparte esta noticia
Viernes , 25.05.2018 / 20:15 Hoy

Radar

Verificación vehicular: Parto de alto riesgo

Jaime Barrera Rodríguez

Publicidad
Publicidad

Además de su ya muy retrasado inicio, el lanzamiento del prometido programa de verificación vehicular enfrentará en las próximas semanas una prueba que podría determinar su éxito o fracaso.

Se trata del tema de la convocatoria para todos aquellos interesados en ganar la concesión de este servicio que representa un negocio de 600 millones de pesos anuales, y que a unas semanas de conocerse ha despertado ya la suspicacia de los propietarios de los alrededor de 300 talleres agrupados en la Cámara de Comercio de Guadalajara, que actualmente están autorizados para hacer las verificaciones y extender hologramas, y que temen ser desplazados por una eventual licitación que estaría hecha a modo para firmas que a base de influyentismos se han quedado con el programa en el Distrito Federal, Puebla y Tijuana. Señalan en particular a la empresa de uno de los personajes más influyentes del Partido Verde, Jorge Kahwagi, quien además estuvo en boca de todos en julio pasado por su criticado regreso al mundo del boxeo.

Estas desconfianzas se centran en borradores de la licitación que han circulado en los que uno de los requisitos para participar sería tener al menos dos años de operación de un centro de verificación vehicular “con prueba dinámica” y acreditarlo “mediante título de concesión otorgado en cualquier parte de la República Mexicana”. Esta cláusula sacaría de la competencia a todos los talleres actualmente autorizados y que son los sobrevivientes a la minuciosa revisión que hizo la actual Administración de los casos de corrupción que prevalecían y por lo que dieron de baja a casi la mitad de los talleres autorizados en el pasado sexenio.

Platiqué ayer del tema en MILENIO RADIO con la titular de la Secretaría del Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet), Magdalena Ruiz Mejía, quien si bien reconoció que “la prueba de verificación dinámica” es una exigencia de las nuevas políticas del gobierno federal, a ningún participante se le exigirá antigüedad en su aplicación, para evitar que los talleres locales estén en desventaja.

Ojalá así sea para que este programa indispensable para mejorar la calidad del aire que respiramos y que en estos momentos está entre los peores del continente, no se empantane en litigios y tarde aún más su inicio.

Para lograr este parto de alto riesgo de otra de las grandes promesas del gobierno de Jorge Aristóteles Sandoval es, pues, indispensable que las reglas de competencia para los interesados garanticen igualdad, claridad de criterios y sobre todo transparencia.

Habrá, pues, que estar pendientes de los términos de la convocatoria que el gobierno estatal diseña con el auxilio del Instituto Mexicano del Petróleo, y que la secretaria Ruiz Mejía aseguró ayer se emitirá a más tardar el mes próximo.

twitter: @jbarrera4

jaime.barrera@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.