• Regístrate
Estás leyendo: ¡Va por Blas y nuestra Ciudad!
Comparte esta noticia
Domingo , 23.09.2018 / 00:12 Hoy

Radar

¡Va por Blas y nuestra Ciudad!

Jaime Barrera Rodríguez

Publicidad
Publicidad

El 4 de junio de 2008 en un retén apócrifo de supuestos agentes federales montado por los secuestradores conocidos como los de la Banda de la Flor, privaron de su libertad a Fernando Martí, el hijo de 14 años del empresario Alejandro Martí, cuando los escoltas lo llevaban en un BMW a la secundaria. Cumplidos casi dos meses del secuestro, y pese a que la familia había pagado 6 millones de dólares de rescate, el 1 de agosto fue hallado el cuerpo del menor en una cajuela de un auto compacto en Coyoacán. El secuestro y muerte de este niño que conmocionó a México, hizo que su afligido e inconsolable padre encabezara toda una lucha para esclarecer su muerte que se transformó en la creación de la Organización de la Sociedad Civil México S.O.S. cuyo objetivo es desde aquel momento la consolidación de un sistema de seguridad y justicia eficaz y la conformación de una ciudadanía más activa e involucrada en los asuntos públicos.

La creación de esa institución ciudadana fue clave para que se firmara el Acuerdo Nacional por la Seguridad, la Justicia y la Legalidad en agosto del 2008, cuando quedó grabado para siempre aquel discurso de Alejandro Martí, en el que pedía a políticos y funcionarios policiales que si pensaban “que es imposible hacerlo, si no pueden, renuncien, pero no sigan ocupando las oficinas de gobierno, no sigan recibiendo un sueldo por no hacer nada, que eso también es corrupción”. Este movimiento capitalizó sin duda el activismo que ya venía dando desde el 2005 Isabel Miranda de Wallace también por la desaparición de su hijo Hugo Alberto con su organización Alto al Secuestro, o de Nelson Vargas en 2007 también por el secuestro y muerte de su hija Silvia.

Veo en la iniciativa que me platicaron ayer en MILENIO RADIO Patricia Elena y Blas Alí Saras, en medio también del profundo dolor que viven, una ruta propia pero que podría aportar también mucho para avanzar aquí en enfrentar la crisis de seguridad que padecemos y mejorar la procuración y administración de la justicia, que hoy va de escándalo en escándalo.

Patricia y Blas han decidido canalizar la irreparable pérdida de su hijo Blas, de apenas 17 años, y quien el pasado 23 de septiembre fue herido de muerte cuando intentaron asaltar a su madre y a su hermana con las que viajaba al momento que les quisieron robar la camioneta en la colonia Miguel de la Madrid, en Zapopan.

Lejos de irse a vivir de nuevo a Japón, en donde radicaban y habían regresado hacía apenas menos de dos meses, o a otra ciudad, han decidido quedarse aquí y actuar y comprometerse para exigir, pero también contribuir con las autoridades para tener una ciudad más segura para que ninguna otra familia padezca momentos terribles como los que ellos atraviesan.

El inicio de esta generosa contribución es el próximo domingo 30 de octubre con la marcha ¡Va por Blas y Nuestra Ciudad! que parte a las 10 de la mañana de la Glorieta de los Niños Héroes hacia la Plaza de la Liberación. Ojalá muchos los podamos acompañar para atestiguar el nacimiento de un verdadero movimiento ciudadano por la seguridad, ahora que el tema está más en el terreno de la disputa política y los delitos al alza.

jaime.barrera@milenio.com

twitter: @jbarrera4

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.