• Regístrate
Estás leyendo: Trump saca del clóset su triunfo
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 18:52 Hoy

Radar

Trump saca del clóset su triunfo

Jaime Barrera Rodríguez

Publicidad
Publicidad

La amenaza que nos planteamos ayer aquí se cumplió.

Pese a que la candidata demócrata Hillary Clinton llegó con ventaja en todas las encuestas, una mayoría silenciosa no sólo cambió Estados Unidos para siempre, sino también al mundo, al expresar en las urnas su verdadera preferencia, y para sorpresa incluso de los propios republicanos, llevó a Donald Trump a la presidencia de la primera potencia económica, política y militar del planeta.

Lo inesperado del resultado hizo que el desconcierto fuera mucho mayor a los vividos este mismo año con el Brexit que sacó al Reino Unido de la Unión Europea, y más recientemente con la votación en contra de los acuerdos de Paz en Colombia. Prueba de ello fue el desplome de los mercados en Europa y Asia, las inmediatas pérdidas del peso frente al dólar, y las reuniones de emergencia convocadas por los gobiernos de Japón, Corea, y otros países incluido México.

Se confirmó así que hay una creciente y global identificación de cada vez más grupos sociales con los discursos antisistémicos por los altos grados de hastío a las clases políticas tradicionales. Sectores de población que prefieren dar la espalda al establishment, que claramente representaba en este caso Hillary, y apostar por una figura distinta aún sin ninguna experiencia en asuntos públicos. Sin suscribirse tampoco necesariamente a sus discursos racistas, xenofóbicos o misóginos como los de Trump, sino conectados más bien con sus posturas proteccionistas que les hacen ver esperanzas para salir del estancamiento económico, e incluso de empobrecimiento que los tiene inconformes con la autoridad. Situación a la que la narrativa de Trump apeló constantemente en su campaña.

Igual que el votante en México en las elecciones de los últimos años, el elector estadunidense metió en problemas a los encuestadores al ocultar su verdadera intención del voto por no ser el políticamente correcto, pero que a la hora de la verdad ejercieron el llamado “voto de clóset” para castigar lo que considera malos gobiernos. El resultado: optar por un magnate que por convertir a alguien de la clase política en la primera mujer presidenta de EU. De cualquier forma Estados Unidos amanece hoy con un País profundamente dividido y con la incertidumbre de cómo reaccionará Trump convertido en presidente electo, sin ninguna experiencia política para buscar resolver las divisiones que él mismo provocó con sus ofertas de campaña, y con el virtual divorcio que tiene con su propio partido, que por cierto dominará la Cámara de Representantes, el Senado, los congresos locales y las gubernaturas.

Tema aparte será ver lo que pasa con los migrantes mexicanos y otras minorías que habrá que ver si de verdad intentaron mayoritariamente detener el efecto Trump, o fueron parte de la mayoría silenciosa que lo hizo ganar. Desde luego también habrá que ver cuántas de todas las amenazas a México, con la construcción del muro por delante, confirma el republicano, o si en algo atenúa su hostil postura el hecho de que el presidente Enrique Peña Nieto lo haya recibido en Los Pinos.

jaime.barrera@milenio.com

twitter: @jbarrera4

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.